Mancomunidad aboga proteger competitividad industria minera

Fernando González Nicolás, presidente de la Mesa de la Mancomunidad.
El presidente de la Mesa Redonda de los Países de la Mancomunidad en la República Dominicana, Fernando González Nicolás, hizo un llamado al fortalecimiento de las garantías jurídicas para la inversión extranjera en el sector minero en el país, con miras a elevar la competitividad del país como destino de inversión.
González Nicolás habló este martes en la apertura del seminario “El futuro de la minera en la República Dominicana”, en el que destacó que los países que conforman esa entidad internacional, que son los principales inversores en el sector minero en nuestro país, han sido atraídos por las condiciones favorables que tradicionalmente ofrece la nación para el establecimiento de empresas extranjeras que buscan nuevas oportunidades de negocios, y que impactado en el crecimiento económico experimentado en las últimas décadas.
“Para nosotros la inversión extranjera no sólo es una fuente de riquezas, sino también de transferencia de tecnología y de conocimiento, así como de desarrollo económico y social, por lo que queda de todos nosotros seguir incentivándola y protegiéndola”, señaló.
Por su parte, el presidente de la Cámara Minera y Petrolera de la República Dominicana (Camipe), José Sena, destacó el impacto positivo de la industria minera no solo en la economía nacional, sino también en la calidad de vida de las comunidades, más allá de las contribuciones fiscales o financieras que genera el sector.
Sena señaló que la operación minera, además de generar más de 11 mil empleos y aportes al fisco por alrededor de US$1,400 millones, produce un aporte económico importante a lo largo de una cadena de valor que incluye a proveedores en áreas como telecomunicaciones,  energía, seguridad, tecnología electrónica y de mitigación ambiental, así como alimentación, uniformes, insumos de limpieza, materiales de oficina, servicios de transporte y papelería, en consonancia con una minería responsables con el ambiente y con el entorno comunitario, de conformidad con los más altos estándares internacionales que rigen el sector en la actualidad.
RD
El presidente de Camipe resaltó que “el rol de la minería en el progreso de las naciones, mediante su uso en la elaboración de bienes fundamentales para el desarrollo de los países, como equipos médicos, infraestructuras, edificaciones, satélites espaciales, dispositivos de comunicación y electrónicos. “Podríamos asegurar que sin minería no hay desarrollo tecnológico, y por ende no hay desarrollo”.
Sena hizo un llamado al Estado a proteger estos beneficios, sociales y económicos generados a partir de la minería, mediante la implementación de mayores esfuerzos para crear adecuadas y mejores condiciones que garanticen las operaciones mineras existentes e incentivar nuevas inversiones en el sector.
“Debido a la naturaleza técnica y especializada del sector minero, su ciclo de operación es de muy largo plazo, lo que implica que una empresa minera pueda tardar años, incluso más de una década, antes de identificar yacimientos productivos. Es por esto, que, ante la definición de un marco regulatorio adecuado, es necesario tomar en cuenta estos aspectos técnicos que son característicos y decisivos para la sostenibilidad de los proyectos extractivos”, enfatizó el titular de Camipe.
Sena y González coincidieron en puntualizar sobre la necesidad de garantizar estabilidad regulatoria, transparencia y seguridad de las inversiones realizadas para el desarrollo de la industria y de que se genere confianza a los nuevos inversionistas extranjeros sobre el retorno de sus inversiones, garantizadas por un estado de derecho bien definido y respetuoso de las reglas preestablecidas.
El representante de Camipe dijo que “nuestra entidad ve con preocupación como la República Dominicana se vuelve menos atractiva para los inversionistas en el sector minero, lo que se refleja en los recientes rankings de competitividad de la industria, y esta realidad podría ser acentuada por un cambio brusco e inconveniente en el marco regulatorio, pues ello dificultaría el desarrollo ideal del ciclo minero, impactándolo negativamente”.
Dijo que República Dominicana está llamada a tomar como referencia los cambios legislativos en otros países donde realmente se entiende el valor de la minería y sus beneficios sociales, para poder salvaguardar el sector y promover más inversiones, los cuales han generado resultados positivos en la industria y en el desarrollo económico de esos países.

COMENTARIOS