Manuel Asencio: perenne tablajero de Manoguayabo

Manuel Asencio Moreta, mejor conocido como Manuel Merejo, fue el tronco de una de las familias más notables de la comunidad de Manoguayabo en el siglo pasado, ya que por la labor que desarrollaba era ampliamente conocido en la región oeste del Distrito Nacional.
Manuel Merejo tenía la carnicería más importante de la zona, y comercializaba reses, cerdos y otros animales con criadores de parajes aledaños a Manoguayabo como Bayona, San Miguel, Hato Nuevo, Palavé, Caballona y otros poblados.
Entre sus descendientes figura el laureado historiador, escritor y catedrático universitario Manuel Núñez Asencio, hijo de Rosa Asencio (Niní) y Jesús Núñez. Manuel es uno de sus cerca de 40 nietos.
Aunque no era nativo de Manoguayabo, ya que según su nieto Pedro Núñez Asencio, Manuel Merejo llegó de la comunidad de Mata Paloma, San Cristóbal, pero se casó en Manoguayabo con la señora Julia Correa (doña Lola), con quien formó una gran familia, figurando entre sus hijos Crescencia, Viviana, Rosa, María, Pablo, Estervina, Francisco, Chichí, Boba, Fulgencio, Metín, entre otros.
Como eran tiempos en que todas estas comarcas eran prácticamente aldeas, Manuel Asencio siempre llevaba al cinto un cuchillo, pero que recordemos no era un hombre dado a los pleitos, más bien fue una persona que quien iba a su carnicería y le faltaba algún dinero para la compra de la carne del día, no se iba sin ella.
Algunos de sus hijos, como Francisco (Pingo) y Chichí Merejo, le siguieron los pasos y también fueron carniceros. Mientras que entre las hembras, podemos destacar que Chichita (Crescencia Asencio) fue modista, o sea, costurera; las otras conocemos que fueron amas de casas.