Maquillaje, la nueva herramienta de belleza masculina

El candidato presidencial Pedro Pablo Kuczynski (c) es maquillado durante un receso, en el último debate

Aunque no sea actor, presentador o un político que se enfrente a las cámaras y los “flashes” a diario, también puede echar mano del maquillaje para lucir mejor aspecto.
En la actualidad, la suma de las palabras maquillaje y hombre no conviven en la intimidad, no resulta viril, es más, se tiene asociado a estrellas de la música como David Bowie, los ACDC o las actuaciones de las “drag queen”.
Pero nada de esto es cierto, hoy el maquillaje masculino se empieza a vivir con normalidad. Muchos hombres se maquillan a diario, no para provocar, sino para lucir mejor aspecto y camuflar ojeras, e imperfecciones en la piel.
Ahora, el maquillaje es una herramienta más de belleza masculina, que muchos utiliza con total naturalidad y, si no, que se lo pregunten al presidente de Francia Emmanuel Macron, quien ha gastado más de treinta mil dólares en maquillaje, según se publicó el pasado mes de agosto.
En una revisión histórica, el maquillaje forma parte del hombre desde tiempos inmemoriales, los faraones ya lo utilizaba como un símbolo de virilidad y también de poder.
Las cosas han cambiado, y el mercado de la cosmética masculina crece cada año más. Hasta hace bien poco se asociaba el maquillaje al mundo del espectáculo, pero eso ha quedado atrás.
Hoy, según la firma L’Oreal, para lucir un maquillaje favorecedor y natural, el hombre utiliza tres pasos.
Para el maquillaje es necesario escoger una base del mismo tono que la piel, un corrector de ojeras y polvos que maticen los brillos.
Estos tres productos ayudan a camuflar las rojeces e imperfecciones de la piel, igualan el tono y ayudan a lucir un aspecto más atractivo.
El “paso a paso” es muy fácil, en cinco minutos el maquillaje estará listo.
Maquillaje, paso a paso. Primer paso: aplica la base con la ayuda de una brocha plana o con una esponja específica. El maquillaje Accord Parfait, que posee una textura ligera, cuenta con dieciocho tonos para dar con el color exacto de la piel de cada persona, además de brindar una textura muy natural.
Si se tiene barba, lo ideal es evitar esa zona. “Si no, es importante extender el producto por todo el rostro hasta las orejas, la línea de crecimiento del pelo y línea de la mandíbula”, explican desde L’Oreal.
Después, para camuflar cualquier imperfección se debe recurrir al corrector Accord Parfait, que se aplicará sobre esas zonas y se difuminara con la yema del dedo.
Para terminar, se debe evitar que en el rostro aparezcan brillos, para ello es importante aplicar los polvos matificantes de Accord Parfait, que se aplicarán con una brocha gorda por todo el óvalo facial, haciendo hincapié en la zona de la nariz, frente y barbilla.


COMENTARIOS