Marcha Verde afirma Gobierno aniquila opositores corrupción

A1

La Marcha Verde volvió ayer a protestar contra la corrupción y la impunidad durante una caminata realizada en San Cristóbal, en vísperas del 173 aniversario de la Constitución, donde afirmó que el Gobierno y el Partido de la Libertación Dominicana (PLD) emplean el sicariato para eliminar a los que denuncian y persiguen la corrupción.
La afirmación está basada en el caso del abogado Yuniol Ramírez, asesinado por denunciar un entramado de corrupción en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA). Por el hecho guardan prisión el exdirector de esa entidad, Manuel Rivas y otros implicados.
Los verdes están convencidos de que el presidente Danilo Medina y el Comité Político del PLD han secuestrado la Justicia para “apadrinar la corrupción y la impunidad”, y “potencian la figura del sicariato como herramienta política para meter miedo” y “matar a quienes se atrevan a denunciar el daño al erario”.
Así lo aseguraron en un manifiesto leído por Massiel Mata, activista social de Haina.
Gritos verdes. Los reclamos de la Marcha Verde también abarcaron asuntos locales. En efecto, los verdes demandaron que se investigue el manejo dado por el senador Tommy Galán a los fondos públicos que recibe.
Asimismo, llamaron la atención sobre el exalcalde Raúl Mondesí, condenado a ocho años de prisión tras ser hallado culpable de malversar más de 300 millones de pesos.
A propósito del caso, un vocero del Falpo, Pablo Estévez, sostuvo que se estaría negociando la sentencia condenatoria contra Mondesí, para tratar de cambiarla a prisión domiciliaria.
Otras demandas del colectivo señalaron múltiples problemas: fuentes de trabajo, seguridad ciudadana, hospitales, agua potable, viviendas dignas, contaminación medioambiental y depredación de los ríos Nigua, Yubazo y Haina.
Aunque “San Cristóbal es una gran fuente de generación de riqueza para el país”, los beneficios no son repartidos entre los munícipes, cuya vida cotidiana tropieza con muchas dificultades.
Los verdes están igualmente convencidos, de que la violencia contra la mujer debe convertirse en una responsabilidad del Estado.
Así también, pidieron que los hospitales sean equipados y tengan personal suficiente para atender a los pacientes.
En marcha con los verdes. La caminata arrancó a media mañana en la avenida Constitución con Máximo Gómez, y recorrió varias calles hasta desembocar en la Plaza de la Constitución.
Por momentos el entusiasmo subía de punto, con la algarabía que contagiaba a los manifestantes.