Marrero va por dos títulos

A1

El dominicano Claudio Marrera intentará alcanzar “la gloria”, cuando el 29 de este mes enfrente al peruano Carlos Zambrano en Las Vegas, Nevada, en una histórica pelea, en la que, de resultar ganador, se adjudicaría dos títulos mundiales.
El pleito, que ha sufrido varios aplazamientos, será celeb rado en el Palms Casino Resort y, de acuerdo con los reportes, ambos púgiles no dan tregua en su preparación.
Si bien la reyerta estaba programada para el 24 de febrero, poco antes de su realización fue reprogramada para dos meses después, dándoles una oportunidad de lujo a los contrincantes para que intensificaran su preparación y así poder estar a punto cuando llegue el momento del combate, donde estará en juego el título mundial vacante de peso pluma de laOrganización Mundial de Boxeo (OMB) y el fajín interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).
Marrero, un ex integrante del equipo olímpico dominicano, ha declarado que practicamente estableció residencia en el gimnasio, debido a su interés de llegar a la pelea en las mejores condiciones posibles.
También explicó que solo espera el momento en que pueda subir al ensogado para demostrar de que está hecho. “Yo siempre le dejo las cosas a Dios. Si se aplazó fue por algo. Yo siempre vivo en el gimnasio y nada más es que me llamen, que yo estoy en condiciones para subir al ring”, explicó el pugilista.

Sin embargo, no se guardó la molestia que le despiertan los constantes aplazamientos de este duelo, puesto que inicialmente se programó para el 8 de julio del año anterior, pero un problema de Zambrano con su promotora lo truncó.

“La verdad que los constantes aplazamientos me generan inconformidad y molestia, porque muestran inseguridad entre el promotor y el boxeador, esto es boxeo”, aseveró. También refirió que sobre el ensogado no dejara que el pleito se vaya hasta las últimas instancias, puesto que “yo voy a noquear, no se lo dejaré a los jueces. Voy a pelear minuto a minuto y en algún momento tiene que ceder”.


COMENTARIOS