Martinelli sigue hospitalizado; juez verificará salud

A3

El expresidente panameño Ricardo Martinelli sigue ingresado en el hospital al que fue llevado el lunes, horas después de su extradición a Panamá, lo que generó ayer críticas de los querellantes en la causa por escuchas en su contra y la decisión del juez de visitarlo para constatar su estado.
Martinelli, de 66 años, está en cuidados intensivos en un hospital estatal de la capital por una crisis de hipertensión que se le desató el lunes, después de escuchar del juez de la causa que seguirá bajo detención preventiva debido al peligro de fuga, como dictó en diciembre de 2015 el pleno de la Corte Suprema.
El magistrado juez de Garantías, Jerónimo Mejía, anunció que irá al hospital para “cerciorarse del estado de salud” de Martinelli, tras una larga audiencia en la que los querellantes y las víctimas de los pinchazos se quejaron por lo que consideran tácticas dilatorias de la defensa para “victimizar” al exgobernante.
Mejía convocó esta audiencia para escuchar el diagnóstico de los médicos que han visto a Martinelli desde que fue entregado por EE.UU a Panamá para que enfrente la causa por interceptaciones telefónicas ilegales durante su mandato (2009-2014), que involucra delitos que suman hasta 21 años de prisión según la acusación fiscal. “Me interesa constatar cómo está la salud del acusado”, dijo Mejía y anunció que acudirá acompañado por un equipo de médicos forenses.