Matan dos vigilantes en estación de venta de GLP en Baní

Crimen-Cinta-Amarilla

Baní. Dos vigilantes  fueron asesinados a tiros en horas de la madrugada de hoy en una estación de ventas de Gas Licuado de Petróleo (GLP), ubicada en la salida de la carretera Baní-Azua.

Las víctimas son: Antonio Reyes Ramírez, de 56 años de edad, y Mélido Amador Vizcaíno, d 61 años de edad, quienes recibieron heridas de bala en distintas partes de sus cuerpos de parte.

Según el doctor Walter López Pimentel, médico legista, el cuerpo de Mélido Amador, presenta una herida de bala tipo cañón corto con entrada en la región izquierda y salida por la región derecha que le ocasionó lesión pulmonar y un paro cardíaco.

En tanto que Antonio Ramírez, recibió tres heridas de arma de fuego tipo cañón corto en la cara, el pecho y el cráneo que le provocaron hemorragias internas y shock hemorrágico que le provocaron la muerte.

Los cuerpos fueron encontrados, uno boca arriba y el otro boca abajo. En el lugar de la escena del crimen la Policía Nacional pudo recolectar casquillos de armas de fuego calibres nueve y 22 milímetros.

Los autores del crimen se llevaron las escopetas calibre 12 que portaban los vigilantes privados, quienes no se llevaron ningún objetos de valor como prendas de los vigilantes ni dinero en efectivo y otros objetos que estaban bajo su custodia.

Con relación a este hecho de sangre, una fuente policial informó profundizan las investigaciones para apresar y someter en el más breve plazo posible a los autores de este crimen que ha llenado de dolor y consternación a la sociedad banileja,  que no logra reponerse de los actos delictivos que se cometen a diario.

Ambos cadáveres fueron enviados al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF)  de Azua a los fines de  una autopsia.

Los fallecidos residían en barrios marginados de esta ciudad y tan pronto el inacif realice la autopsia serán entregados a sus familiares para fines de velatorio y posterior sepultura en el cementerio municipal de esta ciudad.