Mayoría clínicas habilitadas para ofrecer servicios salud

12

El 54% de las clínicas privadas del país cuenta con la autorización de ley para brindar servicios y facturar al Sistema Dominicano de Seguridad Social, lo que contrasta con el 91.23% de los centros estatales que no cuentan con esa habilitación.
Eso refleja que, salvo excepciones, los centros públicos están fuera de competencia para facturar a la Seguridad Social en el régimen contributivo, y ni decir del turismo de salud.
Tal aseveración parece inverosímil, si se toma en cuenta que el Ministerio de Salud es el ente regulador y el ejemplo debería comenzar por sus hospitales.
La habilitación es el permiso que da el Ministerio para que los centros puedan brindar servicios de calidad, a partir de estándares internacionales.
De los 6,985 centros de salud censados por el Ministerio, el sector privado cuenta con 5,221 clínicas, para un 74%.
De esos 5,221 tienen habilitación sanitaria 2,824. Sin habilitar quedan 2,397.
El Estado tiene en servicio 1,764 centros, y de esos solo 153 están habilitados para brindar servicios de salud, lo que representa un 8.67%, conforme a datos suministrados por la Dirección de Habilitación del Ministerio.

Habilitar es un requisito que exige la Ley 87-01 para que los centros puedan vender sus servicios a las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS).
Si los centros están habilitados la población puede atenderse y pagar por los servicios.
Más autorizaciones. En la región Cero, compuesta por el Distrito Nacional, provincia Santo Domingo, Monte Plata y Boca Chica se centra la mayor cantidad de centros públicos y privados habilitados.
El total de centros de salud en la región Cero alcanza los 2,299, de esos, 313 son públicos, para un 13.61%, mientras que para la misma región, el sector privados cuenta con 1,939, para un 86.38%.
En esa misma región, de los 313 centros públicos existentes, solo 80 están habilitados.
De los 1,939 centros privados que tiene la región Cero, han sido habilitados 1,315, para un 67.81%.
Centros privados. En Santo Domingo están habilitados el Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), el Hospital General Plaza de la Salud, Hospiten, la clínica Abel González, el Centro de Radioterapia y Oncología Integral (Radonic), el Centro Médico Domínico Cubano, el Centro Médico de la Universidad Central del Este (UCE), el Centro Médico Dominicano, el Centro Médico Monumental, el Centro Médico Doctor Escaño, Centro Médico Caribe y Clínica Corazones Unidos.
Asimismo, el Centro de Cirugía de la Piel, Doctor Huberto Bogaert, la Clínica Oftalmológica Santo Domingo y el Centro Oftalmológico Espaillat Cabral.
Ginecología y Obstetricia, Centro Médico Moderno, Otorrinolaringología y la Clínica Independencia.
El Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), la Clínica Unión Médica, Corominas y la Bonilla, entre otros.

La región Cero lleva la delantera en habilitación con las clínicas, luego el Este y el Norte; la región Sur está rezagada.
El Ministerio emitió una resolución en 2016 que autorizó el funcionamiento de los centros de salud públicos y privados, pero esto se revisa constantemente por técnicos de la dirección de Habilitación, al frente del cual está el doctor Alberto Díaz y un equipo de profesionales de diferentes especialidades.
Lo inconcebible. El Estado tiene grandes hospitales sin habilitar, tal es el caso del Robert Reid Cabral, un centro de tercer nivel y de referencia nacional, por lo que recibe niños de todo el país. Sin embargo, los requisitos para habilitarlo no han sido cumplidos en su totalidad.
Tampoco tienen autorización para funcionar los hospitales del antiguo Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), ni siquiera el más emblemático de todos, el Salvador B. Gautier, que tiene casi 30 escuelas de especialidades médicas.
Tampoco está habilitado el hospital de la Mujer Doctora Evangelina Rodríguez.
En la misma condición se encuentran los hospitales Vinicio Calventi, Estrella Ureña, de Santiago, el Doctor Antonio Musa, de San Pedro de Macorís, y el Taiwán, de Azua.
Las luces. Entre los hospitales que han sido habilitados en la capital están el Hugo Mendoza, el de la Policía Nacional, el Francisco Moscoso Puello, la Maternidad San Lorenzo de Los Mina, el Ney Arias Lora, la Maternidad Reynaldo Almánzar, el Padre Billini y el Darío Contreras, entre otros.

Requisitos para nuevos centros. Todos los centros de salud que se construyen en el país deben pasar por el Departamento de Habilitación del Ministerio de Salud, donde se revisa que todo esté conforme al Reglamento Sanitario que se elaboró en coordinación con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Un equipo de ingenieros, arquitectos y profesionales de diversas áreas da el certificado de No Objeción, para un establecimiento de salud que ha demostrado cumplir con los requisitos establecidos.
Los técnicos revisan la planta física, los equipos y el mobiliario. Luego de ese proceso los planos son enviados al Ministerio de Obras Públicas.
Existe el antecedente de hospitales que fueron construidos y tenían hasta la morgue frente a la cocina, esto fue corregido y desde entonces se aplica el Reglamento Sanitario.


COMENTARIOS