Mayoría contratos Odebrecht tuvieron adendas por más 25%

MAYORIA

La mayoría de los contratos firmados entre el Estado dominicano y la empresa brasileña Odebrecht fueron aumentado en más de un 25% del contrato original violando así la Ley No. 449-06 sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones que establece que el contrato original de una obra solo se podrá modificar, disminuir o aumentar hasta un 25 por ciento.
Así lo establece la instancia enviada por el Ministerio Público al magistrado Francisco Ortega Polanco solicitando las medidas de coerción contra los 14 implicados en el caso Odebrecht.
En el documento se establece que la obra con la que más se violó la ley fue la Hidroeléctrica de Palomino, cuyo contrato fue firmado el 4 de abril del 2005 por la Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (EGEHID). El contrato original fue de US$225,000,000 pero se terminó de construir por US$592,862,580.46 puesto que las adendas fueron de US$367,862,580.46.
La primera adenda, de US$15,000,000, fue firmada el 21 de noviembre del 2005, siete meses después de la firma del contrato; la segunda 26 de junio del año 2006 pero no modificó el contrato y la tercera, de US$20,000,000, se firmó el 17 del mes de octubre del año 2007.
El 28 de abril del año 2008, sin embargo, se modificó el monto del contrato mediante una adenda de cierre que ascendió a un total de US$364,371,501.81, violando la ley Ley 449-06 que estipula que no podía ser de más de un 25%. Esta adenda implicó un aumento de un 164%.
Pinalito. A Palomino le sigue la Hidroeléctrica de Pinalito, que fue construida gracias a un contrato firmado con la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) el día 30 de octubre del año 2002. El monto original de esta obra fue de US$131,721,079.97 y, gracias a las seis adendas de RD$229,501,163.49, se elevó a US$361,222,243.46.
Las tres primeras adendas firmadas fueron por US$42,107,300.87, mientras que la cuarta adenda fue de US$54,622,886.53, la quinta por US$44,674,697.17 y la sexta por US$88,096,278.92. Las tres últimas adendas violaron la Ley No. 449-06 puesto que aumentaron la obra en un 140%.
La Línea. La primera obra que el Estado le adjudicó a la empresa brasileña Odebrecht fue el Acueducto de la Línea Noroeste, un contrato que firmó el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) el 7 de marzo de 2002.
Este contrato, según dice la instancia del Ministerio Público, había sido firmado originalmente en el año 1999. El detalle del monto original, sin embargo, no aparece en el documento: lo que sí establece es que el contrato se aumentó en el 2002 a US$161,761,441.00, que fueron distribuidos en US$141,400,377.81 para la construcción del acueducto y US$20,361,063.19 para las obras complementarias.
A esta suma, establece el documento, se le agregaría una adenda por un monto de US$15,640,939.46 para la complementación, adecuación y conclusión de la obra y de US$4,720,123.73 para las obras complementarias. Esa adenda es de fecha del 9 de septiembre del 2003. La adenda, por un total de US$20,361,063.19, no aparece en el monto final de la construcción de la obra, que en el relato siempre es de US$161,761,441.00.
La tercera adenda de esta obra fue firmada el 26 de enero del año 2005 y terminó siendo una obra aparte: la ampliación del Acueducto de la Línea Noroeste, que fue contratada por US$79,850,000. Cuatro meses más tarde, el 9 de junio del año 2005, a este contrato se le hizo una adenda por US$10,075,939.18, aumentado el valor de esta obra a US$89,925,939.18.
Samaná y Hermanas Mirabal. El contrato para la construcción del Acueducto de Samaná fue firmado el 8 de octubre del año 2005 por el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (INAPA) a un costo de US$115,098,661.95. La obra, sin embargo, terminó costando al final de la construcción RD$312,895,462.95 a causa de las adendas que incluyeron la construcción del Acueducto Hermanas Mirabal, que tuvo un costo de RD$168,187,500.
La primera adenda realizada al contrato del acueducto de Samaná, fue hecha el 3 de enero del año 2008 con la finalidad de ejecutar servicios adicionales y adecuar el monto del proyecto, aumentándole un total de US$49,599,642 al costo original – un monto que excedía el 25% establecido en la Ley- y elevando la obra a RD$164,698,303.95.
El 2 de abril del 2009 se hace la segunda adenda al contrato para incluir, sin previa licitación, la construcción de otro acueducto en la provincia Hermanas Mirabal. Esta adenda, que se realiza bajo el fundamento de que este acueducto era al final una obra complementaria, se firma el 07 de septiembre del 2010, estableciendo que el Acueducto Hermanas Mirabal tendría un costo total de US$62,299,690 y se aumenta entonces la obra a US$227,099,332.
Posteriormente, sin embargo, el 14 de mayo del 2012 se firma una cuarta adenda por un monto de US$85,304,884.76.
Esta nueva adenda que vuelve a exceder el 25% exigido en la ley. El monto total de la obra sube entonces a US$264,053,760.05.
La última adenda al contrato se firma 10 de mayo del 2013 por un monto de US$44,161,249.55. El contrato costó, al final de cuentas, US$312,895,462.95.
Casabito. El contrato de la Carretera de Casabito fue firmado el 26 de diciembre del año 2007, de urgencia, por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). El costo original de esta infraestructura fue de US$40,553,690.43 pero aumentó a US$74,625,273.37 por las adendas.
El proceso de contratación y construcción de esta carretera inicia el 28 de noviembre del 2007 con la adenda 6 del contrato de construcción del proyecto Hidroeléctrico Pinalito, una obra de la CDEEE.
Posteriormente, el 30 de junio del año 2009, se firma una adenda al contrato para la Rehabilitación de la Carretera Constanza Tramo Cruce Autopista Duarte-Casabito-Constanza, aumentado así el contrato en US$10,138,422.61. Esta vez cumplieron con el 25%.
Cuatro meses después, el 27 de octubre del año 2009, se suscribe un nuevo contrato para la rehabilitación de la misma Carretera de Constanza, tramo cruce Autopista Duarte, por un monto de US$46,204,854.55, una cifra mayor al primer contrato suscrito, con lo que se viola la ley.
Una última adenda se firmó el día 30 de abril del año 2010 por un monto total de US$11,551,213.64, cifra que era justo el 25% que está establecido en la ley.
Coral. La Autopista del Coral fue contratada el 20 de agosto del 2008 por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) con un contrato original de US$272,269,336.44. Al final costó US$471,062,590.67.
Este contrato, que había sido firmado originalmente con la constructora Hormigones Moya S. A., tenía un costo de US$253,702,835.24: US$124,191,045.32 para el tramo La Romana- Higüey y US$129,511,789.92 para el de Higüey-Verón. El 20 de agosto del 2008 la empresa Odebrecht paga la cesión del contrato, que termina estableciéndose en un costo de US$272,269,336.44.
La adenda III de este contrato se firma el día 1 de octubre del año 2011 por US$77,193,729.87, una cifra mayor del 25% del contrato original. La adenda IV, sin embargo, fue aún mayor: de US$536,303,858.79 para un 96.98% del contrato.
Corredor Duarte. El contrato del Corredor Duarte fue firmado el 28 de abril del año 2009 por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.
El contrato original de esta obra se firmó por un total de US$163,890,541.33 pero la obra se concluyó por US$293,091,698.61.
La primera adenda se firmó el 4 de febrero del 2010 aumentándole al contrato original US$40,570,765.98 para hacer dos desniveles y obras complementarias. No se excedió el 25%.
Con la segunda adenda, firmada el 10 de agosto del año 2010, sí se violó la ley puesto que se declaró de urgencia para construir el túnel de la Ortega y Gasset. La suma de esta adenda fue de US$63,499,981.09, por lo que excedió el 25%.
El Corredor Duarte incluyó una segunda fase que fue contratada el 16 de marzo de 2011 a un costo de US$255,000,000.
El Río-Jarabacoa. La carretera el Río-Jarabacoa fue contratada el 10 de agosto del año 2010 por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones a un costo total de US$71,538,760.70. La vía al final se concluyó en US$100,545,360 haciendo una adenda que superó el 25% del contrato original.
Otras obras. La instancia presentada por el Ministerio Público incluye otras obras cuyos presupuestos no incluyen adendas. Algunas de ellas, aunque no lo establece el documento, están incluidas en proyectos de mayor envergadura.
Ese es el caso, por ejemplo, de la Circunvalación de La Romana, que fue contratada el 26 noviembre del año 2012 por Obras Públicas por un monto total de US$176,650,569.33 y es parte de la Autopista del Coral. Sucede lo mismo con el Bulevar Turístico del Este, obra contratada el 30 de abril del 2012 por obras Públicas, por US$109,943,671.43.
Además están la Carretera Bávaro-Miches-Sabana de la Mar, contratada el 15 de julio del año 2010 por US$370,195,377.90; la Carretera Cibao-Sur, con un contrato firmado el 25 de enero del año 2012, por US$298,755,836.62; Eco vías de Santiago, con contrato del 15 de marzo del 2012, por US$295,570,112.01; y la Termoeléctrica de Punta Catalina, contratada el 14 de abril de 2014 a un costo de US$2,010,744,751.91.


COMENTARIOS