Mayoría generadores privados ya apoya cambio matriz  de energía

http://hoy.com.do/image/article/819/460x390/0/A24BA94E-3EDD-43B4-9F89-02D43001B02C.jpeg

El vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), licenciado Rubén Jiménez Bichara, reveló ayer que la mayoría de los generadores, luego de encuentros que han sostenido con él en los últimos días, ha comprendido que deben apoyar y participar en el proceso de instalación de nuevas plantas y en la conversión a gas natural de otras que funcionan con derivados del petróleo.

En respuesta a preguntas de periodistas que lo abordaron sobre declaraciones dadas por algunos generadores en el sentido de que el plan de la CDEEE desincentivaría la inversión privada,  Jiménez Bichara dijo que luego de esas declaraciones se ha reunido con los generadores y, a grandes rasgos, éstos han expresado su disposición de apoyar el cambio de matriz en la generación.

 Jiménez Bichara dijo que este plan no excluye al sector privado, sino que por el contrario, le da una participación preponderante.

Explicó que de la nueva generación que el plan propone, el 26 por ciento sería inversión privada, el 21 por ciento inversión mixta y el 53 por ciento inversión pública.

En una conferencia que ofreció a periodistas, acompañado de los representantes de todas las empresas eléctricas, Jiménez Bichara señaló que es crucial cambiar la matriz de generación para sacar al sector del estado de emergencia en que se encuentra y para reducir costos, ya que la estructura de costos actualmente es insostenible.

Una muestra de esta insosteniblidad es que mientras alrededor del 40 por ciento de la energía generada es con derivados del petróleo, al momento de cuantificar las compras, el 70 por ciento de los recursos que se destinan a esos fines es para pagar la energía facturada por las plantas que funcionan con combustibles fósiles.

Otro dato que ofreció para demostrar la insosteniblidad del sistema, es que cuando la CDEEE suple 1,060 megavatios a los usuarios, de una demanda de 2,000 megavatios, el costo de la energía que compra a los generadores se eleva a más de 24 centavos de dólar el kilovatio.

Dijo que si supliera 1,893 megavatios, para acercarse a la demanda, entonces el costo del kilovatio hora se elevaría a 40 centavos de dólar.

Es un sistema ineficiente, insostenible, para un país con las limitaciones de recursos que tiene la República Dominicana, enfatizó.

Dijo que un estudio ordenado por el anterior administrador de la CDEEE, licenciado Celso Marranzini, revela que para que el sistema eléctrica salga de la situación de emergencia en que se encuentra a una situación que la que pueda operar con alguna reserva, habría que instalar 600 megavatios de aquí al 2016.

 Dijo que la ejecución de ese plan de expansión se había retrasado y que el propósito de las actuales autoridades es trabajar ese tema de manera prioritario, para evitar problemas mayores en el sector eléctrico.

 Agregó que el señalado estudio indicaba que si se quisiera mantener un nivel de reserva cercano al 30 por ciento, que es un valor mínimo para operar de manera relativamente segura y abastecer el 100 por ciento de la demanda estimada, entonces se requería instalar 1,500 megavatios en el cuatrenio.

Planteó que la solución del problema eléctrico depende en un 50 por ciento de la modificación de la matriz, en un 35 por ciento de la reducción de pérdidas y en 15 por ciento de eficiencia en la gestión.

Aclaró  que la CDEEE plantea también atacar el problema de la distribución y que se propone reducir las pérdidas de 35.6 por ciento en la actualidad a 25 por ciento en 2016.

Explicó que el logro de este objetivo implica un gran esfuerzo, ya que habría que reducir las pérdidas en tres puntos porcentuales por año, cuando histórícamente sólo se ha reducido en un punto con gran esfuerzo.

Incluso, dijo que en los últimos años en vez de una reducción hubo un aumento del porcentaje de pérdidas.