Mejía anuncia aspiraciones como candidato transición

Discurso del ex-presidente de la República ingeniero Hipólito Mejía. Fuente externa 02/09/2018
Discurso del ex-presidente de la República ingeniero Hipólito Mejía. Fuente externa 02/09/2018

Al anunciar sus aspiraciones presidenciales, el expresidente Hipólito Mejía afirmó ayer que el futuro del país está amenazado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que “nos estruja en la cara su mal habida riqueza y sus fortunas acumuladas sustrayendo la riqueza del pueblo dominicano” por lo que se proclamó como el candidato de la transición para la unidad y para consolidar la democracia y luchar contra la impunidad, la corrupción y el crimen.
Mejía afirmó que, a pesar del crecimiento económico, la mayoría de la gente siente en carne propia cómo la calidad de sus vidas se deteriora. Acusó a un grupo del PLD de actuar con arrogancia, ostentación y prepotencia mientras la mayoría está agobiada por la falta de empleos, el alto costo de la vida y la violencia.
“La desbordada soberbia de ese grupo le conduce a violar todas las normas civilizadas, tanto las de la ley como las de la moral y la decencia”, expresó.
Mejía anunció la búsqueda de la Presidencia de la República para el 2020, a través del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en un breve discurso pronunciado por una cadena de radio, televisión y las redes sociales.
Transición. Mejía manifestó que para retomar el camino del orden, de la decencia, de la ley, solo queda el camino de la movilización para el comienzo de una transición necesaria para lograr que la República Dominicana sea un país próspero y justo.
Expresó que esa transición significa tener instituciones sólidas, integradas por personas idóneas, honestas, independientes y con vocación de servicio.
Afirmó que todas las instituciones están secuestradas por el PLD, que solo las usa para su beneficio particular.
Agregó que aplicará tolerancia cero contra la corrupción y la impunidad.
Mejía dijo que se enfatizará en la creación de empleos, el aumento de las exportaciones, el mejoramiento de los servicios de salud y educación y la calidad de la vivienda.
Deuda. Mejía afirmó que los gobiernos del PLD han endeudado al país de manera rampante e irresponsable, al punto que hay que dedicar el 50 por ciento del PIB al pago de la deuda externa. “Eso constituye una grave amenaza para la sostenibilidad de nuestro desarrollo y para el futuro del pueblo dominicano. Revertir esa dañina tendencia tendrá que ser una prioridad para la transición que proponemos”.
Sectores. Prometió trabajo digno para los jóvenes, y apoyo para que puedan formarse en universidades y escuelas técnicas y acceder al mercado de trabajo con equidad de oportunidades.

Asimismo apoyará a los empresarios para mejorar la competitividad en renglones como costo de la energía, innovación, la sostenibilidad de las exportaciones, la calidad de los recursos humanos, la aplicación de tecnología apropiada, y la seguridad jurídica.
Para los productores agrícolas garantizó financiamiento adecuado, seguridad del mercado, asistencia técnica oportuna y capacitación como forma de asegurar la rentabilidad.

También descentralizar el gasto público para potenciar el desarrollo económico y social de todos los municipios. Aseguró que iniciaría un masivo programa de construcción y mejoramiento de viviendas país con la participación del Gobierno y del sector privado.
El expresidente Mejía también planteó la necesidad de mejorar la formación de maestros y estudiantes y que se eduque en valores cívicos y morales.
Otras de las promesas es el mejoramiento de los servicios de salud con el fortalecimiento de la atención primaria en los lugares donde vive la gente. Asimismo mejorar las condiciones de trabajo que tiene el personal sanitario.

Además dotar de instalaciones y facilidades en todos los municipios para que la gente pueda practicar deportes y aprender destrezas artísticas.
Mejía abordó además el tema migratorio, el cual dijo que debe tener un manejo coherente y descansar en la aplicación de las leyes.
Pa´ la calle. El aspirante presidencial dijo que a partir de ahora sale a las calles a trabajar junto a los movimientos sociales y los ciudadanos para mantener en alto las justas demandas del pueblo.
Además para respaldar a sus compañeros y compañeras del PRM en sus aspiraciones para las elecciones municipales y congresuales. También para fortalecer ese partido que ha logrado convertirse en una verdadera opción de poder.
“Esta decisión la he tomado, no como un mesías, ni como una persona indispensable, sino como un ciudadano que se siente en el deber de aportar su experiencia y su honestidad a la búsqueda del bien común”.