Melvin Cintrón, de obrero a ejecutivo de OACI en EE.UU.

Melvin Cintron,director regional de la organizacion de Aviacion Civil Internacional. Hoy/Fuente Externa 8/12/17
Melvin Cintron,director regional de la organizacion de Aviacion Civil Internacional. Hoy/Fuente Externa 8/12/17

Melvin Cintrón es el director de la Oficina Regional para América del Norte, Central y el Caribe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI). Escaló a esta importante posición con muchos esfuerzos, como un dominicano que en su juventud en Estados Unidos vivió en los barrios más peligrosos, fue lavador de platos, vendedor en una estación de gasolina y repartidor de pollos.
Entre sus primeros trabajos fue obrero en camiones de mudanzas e hizo otros oficios de muy baja remuneración.
Hoy, Cintrón es un orgullo dominicano, segunda persona en ganar el Mérito Aeronáutico Zoilo Hermógenes García, una medalla que por resolución otorga el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC).
Este hijo de San José de Ocoa, apodado Mel, militar formado en Estados Unidos, piloto y técnico de la aviación, fue llevado a ese país por su madre, primero a Nueva York y luego a Miami.
Estuvo en los barrios más peligros de La Florida. Debido a la falta de recursos económicos, debió realizar tareas no deseadas para continuar con sus estudios, los que hoy lo colocan como uno de los dominicanos más influyentes en la aviación militar de Estados Unidos. En 2012 fue enviado a Afganistan como consejero de Transporte de la Embajada Estados Unidos, en representación del Secretario de Transportación de ese país. Su responsabilidad era la reconstrucción de la infraestructura.
Como él mismo afirma, ingresó el Ejército de los Estados Unidos para no convertirse en una carga para su familia, en 1976, con la especialidad de técnico en helicópteros. Tiene varios parientes en el país. Habla del país con emoción y aconseja a los jóvenes aprovechar las oportunidades que Dios les da, como hizo él. Este hombre, de fuertes convicciones, expresa su plena conciencia de que el éxito que le acompaña es personal, pero que los recocimientos son al cargo.