Menos 5% aprueba evaluación de ingreso al Isfodosu

20_04_2017 HOY_JUEVES_200417_ El País6-7 A

Mucho menos de un 5% de los bachilleres que aplican para el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (Isfodosu) pasan la prueba de admisión a que son sometidos por requisito, debido a notables deficiencias con que llegan de la educación pre universitaria en comprensión lectora y razonamiento matemático.
Así lo reveló el rector de la institución, Julio Sánchez Martínez, quien explicó que para contrarrestar la situación, a los estudiantes que quedan con más posibilidades de aprobar se les imparten dos cuatrimestres de propedéutico, para nivelarlos, y luego se les realiza la prueba por segunda ocasión o tercera, si así lo requieren.
“Hacemos esto porque nosotros tenemos una apuesta a la calidad, pero a la calidad con equidad, y ese bachiller que quedó cerca de poder entrar, no no tiene la culpa”, indicó el maestro.
Dijo que ese resultado no debe sorprender porque es lo mismo que reveló la prueba Programa de Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), donde la República Dominicana quedó en último lugar.
“Son muchachos muy meritorios, que hacen un gran esfuerzo, pero vienen con muchas deficiencias. Un texto con mucha complejidad les da brega verlos y te pueden resolver un problema aritmético, pero el razonamiento que está ligado a ello también y eso es lo que miden nuestras pruebas de admisión”, indicó Sánchez.
Explicó que la gran mayoría (99%) que aplica procede del sector público, pero afirmó que la realidad no dista mucho de los colegios privados, exceptuando los de élite, que tienen otro nivel de formación.
Empeño en calidad. Dijo que en su programa de formación se empeñan en que el egresado salga con las competencias requeridas para insertarse en el mercado laboral de la Educación.
En ese sentido, explicó que además de estudiar la Licenciatura en Educación, con sus distintas concentraciones, requieren de la realización de un diplomado en Tecnología Educativa, para poder graduarse.
Esto partiendo de que las competencias que exigirán los estudiantes del futuro obligarán a que los maestros tengan conocimientos tecnológicos apropiados.
Pasantías. El sello distintivo de la institución son las pasantías que los estudiantes deben realizar desde que inician a recibir docencia.
Carmen Gálvez, quien tiene a su cargo el programa, explicó que deben realizar prácticas por 760 horas o más, antes de obtener su título. “El programa de practicas y pasantías es una herencia de la Escuela Normal… se inicia desde primer año, donde desarrollan un programa de manera práctico-teórica, una vez por semana, al término son tres veces en centros de la comunidad correspondiente al nivel en que se están formando”, expresó, tras señalar que cuentan con 360 centros para pasantías.


COMENTARIOS