Mercasa: cuando RD suena en un nuevo escándalo

MARIEN ARISTY CAPITÁN

Escándalo tras escándalo, los políticos dominicanos colocan a la República Dominicana en la lista de los países más proclives a caer en los tentáculos de la corrupción: en casi todos los casos salimos bailando.
Aún sin reponernos de Odebrecht, que debió enlodar a más, sale a relucir que los funcionarios de la empresa española Mercasa hicieron dos pagos irregulares en el país en el 2011. El primero: una donación de US$500 mil al Ministerio de Agricultura que, gestionada por el Ministerio de Economía, serviría para dar capacitación técnica de cara a la instalación del Merca Santo Domingo.
La investigación que se realiza arrojó, sin embargo, que el pago habría servido para garantizar futuras adjudicaciones (el Consorcio Mercasa-Incatema construía a pasos de hormiga el Merca Santo Domingo). Mercasa pagó además RD$500 mil por una cena del entonces candidato presidencial Danilo Medina en el 2011.
El Consorcio Mercasa-Incatema es investigado en España porque las tres compañías que lo integraban, Mercasa, Ibadesa e Incatema, están bajo investigación por los casos Pujol, Mercasa y Lezo, tramas de corrupción que involucran lavado de dinero y sobornos.
Otra de las empresas relacionadas, Incatema Consulting & Engineering, construye la planta depuradora del río Ozama, algo que no extraña porque una de las empresas relacionadas al caso Lezo, Canal Isabel II, es la matriz de la empresa AAA Dominicana, cuyo socio es Angel Rondón y cobraba las facturas en la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD). ¿En cuántos casos más saldremos?