Messi contra Islandia

Lionel Messi smiles during a training session of Argentina on the eve of the group D match against Iceland at the 2018 soccer World Cup in Bronnitsy, Russia, Friday, June 15, 2018. (AP Photo/Ricardo Mazalan)
Lionel Messi smiles during a training session of Argentina on the eve of the group D match against Iceland at the 2018 soccer World Cup in Bronnitsy, Russia, Friday, June 15, 2018. (AP Photo/Ricardo Mazalan)

Llegó la hora de que Argentina deje de lamentarse por sus desgracias.
Tres finales consecutivas perdidas, cambio de entrenadores, una clasificación traumática y una preparación complicada por lesiones y un amistoso cancelado por supuestas amenazas son algunos de los sucesos negativos que atravesó el seleccionado albiceleste durante los últimos cuatro años.
La debutante Islandia asoma como un rival ideal para que el vigente subcampeón del mundo pueda elevar su autoestima cuando se enfrenten hoy en el estadio Spartak de Moscú por la primera fecha del Grupo D del mundial de Rusia. “No somos favoritos”, repiten al unísono el capitán Lionel Messi, sus compañeros y hasta la directiva. Y no por falsa modestia. “Somos realistas, tuvimos un proceso complicado. Nos costó clasificar y sufrimos hasta el último partido así que es bueno que lleguemos con tranquilidad y pensando en ir partido a partido”, dijo el astro del Barcelona y máximo artillero del seleccionado con 64 goles. Messi no ha ganado ningún título de los grandes torneos con su país y dio a entender que si no lo consigue en Rusia podría despedirse del seleccionado. “Un buen mundial sería estar entre los cuatro primeros”, apuntó.
Messi, que cumplirá 31 años durante la competencia, podría no haber jugado su cuarto Mundial si mantenía firme la renuncia al seleccionado tras la derrota ante Chile en la Copa Centenario de 2016, un año después de sucumbir ante el mismo rival en partido por el título de la Copa América. El técnico Jorge Sampaoli lleva apenas un año en el cargo, que antes ocuparon Gerardo Martino y Edgardo Bauza, víctimas de la crisis institucional que vivió la federación nacional hace poco y que puso en riesgo la clasificación a Rusia.
En la previa, Argentina perdió al arquero Sergio Romero y al mediocampista Manuel Lanzini, ambos por lesiones de rodilla. Perdió por goleada un amistoso con España y suspendió otro contra Israel en Jerusalén debido a las protestas y amenazas de boicot de grupos pro-palestinos.