México daría pasos programa cobertura petrolera

La cobertura petrolera tiene el potencial de agitar el mercado

México dio los primeros pasos en el acuerdo petrolero anual más grande del mundo, pidiendo a bancos de Wall Street y otros operadores cotizaciones para asegurar sus ingresos de producción hasta el próximo año, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto.
El país ha estado pidiendo a las contrapartes esta semana cotizaciones para cubrir la producción, dijeron las personas, que solicitaron no ser identificadas porque la información es confidencial. Una de las personas dijo que la secretaría comenzó a realizar las operaciones. La Secretaría de Hacienda de México declinó hacer comentarios sobre el programa de cobertura, que generalmente comienza anualmente en mayo o junio.

La cobertura petrolera, un negocio multimillonario que generalmente cubre entre 200 y 300 millones de barriles, tiene el potencial de agitar el mercado. Los bancos que suscriben opciones de venta para México –contratos que le otorgan el derecho de vender petróleo a un precio futuro predeterminado– se protegen en el mercado vendiendo futuros y swaps de petróleo y derivados.

El reciente aumento en los precios del petróleo, impulsado en parte por la decisión de Estados Unidos de abandonar el acuerdo nuclear de Irán, puede haber resultado tentador para un país que busca establecer un precio mínimo para sus suministros de petróleo. Los operadores y corredores de opciones de petróleo dijeron que el leve aumento en la volatilidad para los contratos del crudo Brent a junio de 2019 y a diciembre de 2019 podría haber sido el resultado del programa de cobertura de México. Los precios calendario para 2019 promedian más de US$70 por barril.

No fue posible obtener inmediatamente información clara de a qué precio se llevarían a cabo las coberturas.

‘Cobertura de Hacienda’ La Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México históricamente compra opciones de venta a un pequeño grupo de bancos de inversión en lo que se considera el acuerdo petrolero anual más reservado de Wall Street. Hace dos años, México también incluyó a una pequeña cantidad de empresas petroleras, y Royal Dutch Shell SA se convirtió en la primera entidad no bancaria en participar.

El año pasado, el Gobierno mexicano dijo que aseguró un precio promedio de exportación de US$46 por barril. Petróleos Mexicanos, la petrolera estatal más conocida como Pemex, también cubrió parte de su producción para 2017, gastando casi US$134 millones en la compra de una opción de venta que le dio cierta protección en caso de que los precios caigan por debajo de los US$42 el barril. La compañía anunció el mes pasado que comenzará a trabajar en su cobertura de 2019 en septiembre y octubre.

En los últimos años, México ha gastado US$1.000 millones en promedio en la compra de opciones de venta a bancos de Wall Street. El país ha ganado dinero al menos tres veces con la cobertura desde que comenzó en 2001 a asegurar los precios cada año, incluido un pago récord de US$6.400 millones en 2015 después de que los precios del petróleo se desplomaron.

México se prepara para las elecciones del 1 de julio. Un asesor del candidato favorito, Andrés Manuel López Obrador, dijo esta semana que las coberturas de la Secretaría de Hacienda y Pemex se mantendrán si se convierte en presidente.