México evalúa daños dejó fuerte terremoto

A1

El Gobierno mexicano avanza en la “titánica” labor de realizar un inventario de los daños causados por el sismo del pasado 7 de septiembre, cuyo saldo de víctimas mortales se elevó ayer a 98, según reveló el presidente Enrique Peña Nieto.
En un acto público celebrado en el central Estado de México, Peña Nieto declaró que los daños provocados por el terremoto de magnitud 8.2 del jueves pasado “contrastan con los que dejó un sismo muy doloroso en 1985”, aludiendo al devastador fenómeno de magnitud similar que dejó miles de muertos en Ciudad de México hace 32 años. “Pero este también nos ha dejado dolor, nos ha dejado pérdida de vidas humanas; hasta ahora 98 personas han fallecido, pero junto a ello muchas personas han perdido su patrimonio y perdieron sus casas”, añadió.
El mandatario destacó que todo el Gabinete presidencial está trabajando en Chiapas y Oaxaca, los estados más afectados por el sismo, para atender la población en sus necesidades básicas y recordó que se está efectuando un censo de los daños para poder iniciar “de inmediato” la etapa de reconstrucción.


COMENTARIOS