Mi sargento favorito

Los adultos que menosprecian las películas de “muñequitos” o dibujos animados, no tienen idea de las genialidades que se pierden. Como ejemplo tengo la producción de Universal Pictures, titulada “Mi villano favorito” (Despicable me) 1 y 2, que me sirve de apoyo para encabezar esta colaboración.

Según informaciones periodísticas, un joven sargento fue apresado en una lujosa jeepeta con medio millón de dólares y luego puesto en libertad porque andar en un vehículo caro y con muchos dólares no es un delito “tipificado” por nuestros códigos, decisión y justificación con las cuales estoy totalmente de acuerdo, salvo en el supuesto menosprecio del juez a los antecedentes del joven.

Ese caso me recordó la historia del señor Quirino Ernesto Paulino Castillo quien, conforme a reportes periodísticos fue recientemente liberado en los Estados Unidos y quien fuera enganchado como Sargento Mayor, cancelado y luego reincorporado como oficial, llegando a capitán, surgiéndome la pregunta sobre si ambos, teniendo tantos recursos económicos, necesitaban un carguito policial o militar para ganarse unos centavos extras o simplemente querían participar en labores de servicio social o ayuda humanitaria de sus respectivos cuarteles que nunca nadie ha sabido dónde estuvieron o están.

Con Quirino se publicaron nombres de responsables de su designación, que andan por ahí tranquilamente, pero, respecto al joven, la prensa ha destacado que nadie ha querido decir quién lo designó, surgiendo una pregunta básica: ¿Son los que lo engancharon tan misteriosos como los socios norteamericanos de Quirino?

Tal vez la clarividencia del Dr. Vincho Castillo encuentre la respuesta o nos tendríamos que conformar con la información de que “Mi villano favorito 2” fue nominada al Oscar, pero perdió.

 


COMENTARIOS