Miami Heat busca convertirse en una dinastía

MIAMI HEAT

Luego de conquistar su segundo título consecutivo de la NBA, el presidente de Miami Heat, Pat Riley, parece mirar hacia el horizonte y pensar que su quinteto cuenta con el talento de sobra para alcanzar una nueva corona, y de paso su franquicia convertirse en una dinastía.

Para eso, la escuadra cuenta nuevamente con LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh, para muchos, la mejor trilogía de la NBA.
Además los ejecutivos renovaron el contrato de Chris Andersen.

Además se han hecho con Greg Oden y Michael Beasley, quienes serían grandes refuerzos para los campeones. También ejercieron el contrato del veterano Ray Allen.
Con tres finales y dos títulos consecutivos, los Heat se abren, como mínimo, un hueco en la Historia de la NBA.