Michel Camilo, virtuosismo por una causa

La pasión, fuerza y sutileza se conjugaron la noche del jueves en una sola persona, el maestro Michel Camilo, quien en 12 piezas dio un paseo por sus raíces caribeñas fusionada con el blues, el jazz y la música clásica.

Luego de una cariñosa bienvenida por parte de la responsable de este concierto, la señora Mary Pérez Marranzini, Michel Camilo salió a escena, donde su cómplice, el piano, lo esperaba vestido justo como él, completamente de negro, para iniciar el concierto acústico el cual es el primero que Camilo presenta en el Teatro Nacional.

Con la intensidad que lo caracteriza, el artista tocó su primera pieza titulada “Desde adentro”, y que así como el nombre lo dice, tocó desde adentro de su corazón. No bien terminaba de tocar las últimas notas de este tema, cuando los aplausos del público resonaron en la sala.

“Muchísimas gracias, estoy feliz de estar con todos ustedes, sobre todo por la ocasión que nos reúne, el 50 aniversario, que no es todos los días. Estar aquí presente me llena de honor”, expresó el músico.

Luego continuó con el blues que él define como la pieza que marca el tono de su nuevo disco “What’s Up?” la cual lleva el mismo nombre del álbum. Este tema es un tributo a todos los estilos de piano solo “con el cual yo crecí y me desarrollé como artista de jazz”, apuntó el artista dominicano.

Prosiguió con “Un lugar en el tiempo”, una pieza más sobria y suave que tiene valor sentimental para Michel, porque la compuso junto a su bajista, quien falleció el año pasado. “Esta próxima pieza es muy importante para mí por un motivo muy personal y es la ausencia a destiempo de mi bajista de 12 años Charles Lawrence, un gran músico cubano”, resaltó antes de tocarla.

Luego de recordar la muerte de su amigo y compañero decidió hacer una versión “un poco como lamento, entre un nocturno de difamación clásica y Chopin, mezclándolo con un poco de milonga” para rendirle tributo a su amigo.

La mayoría de los temas interpretados esa noche por Michel son de su nueva producción “What’s Up?”, por la que está nominado como “Mejor Álbum de Jazz Latino” en los Latin Grammy Awards 2013, pero también tocó otras de algunos músicos que de alguna manera lo han influenciado, como es el caso de “Take Five”, un clásico del jazz escrito por Paul Desmond e interpretado por The Dave Brubeck Quartet.

Camilo confesó que fue una de las primeras piezas que escuchó cuando aún residía en el país y afirmó que “Take Five” marcó un antes y un después en el jazz.

Casi al final del concierto dos de los niños especiales de la Asociación Dominica de Rehabilitación salieron a entregarle un ramo de flores al pianista.

Buena causa

Conciertos
La presentación de Michel Camilo en el Gran Teatro del Cibao y en el Teatro Nacional formó parte de las actividades realizadas por el 50 aniversario de La Asociación Dominicana de Rehabilitación. No es la primera vez que el músico apoya este tipo de causa. Los fondos obtenidos por este recital serán utilizados para potenciar el programa de Escuela Educación Especial que realiza en distintas provincias del país y donde se asisten a niños y jóvenes con discapacidad intelectual.

La Asociación Dominicana de Rehabilitación, presidida por Mary Pérez Marranzini, arriba al 50 aniversario del inicio de su labor de asistencia de medicina de rehabilitación y educación especial a personas con discapacidad en el país.