MICM pospone la decisión venta de GLP en estaciones gasolineras

Entiende permitir expendio mixto debe incluir una evaluación

El Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM) decidió postergar cualquier decisión respecto de la integración o no, en una misma estación, del expendio de combustibles líquidos y gas licuado de petróleo, porque su prioridad es concluir los procesos de reformas normativas y de regularización de todas las estaciones de expendio de combustibles existentes, tanto líquidos (gasolina, gasoil y otros), como gaseosos (gas propano y gas natural).
En un comunicado en el que fija su posición acerca del debate, el MICM sostiene que “lo urgente es ejecutar el Plan de Regularización diseñado para resolver una delicada situación que ha estado pendiente por décadas”, pero que implementa con éxito desde agosto de 2016.

Para postergar la decisión sobre si se permite o no vender gas propano y combustibles líquidos en una misma estación, el MICM plantea que “los riesgos potenciales que derivan de una operación mixta demandarían de un marco regulatorio más estricto, mayores recursos operativos, técnicos y logísticos, así como del perfeccionamiento de mecanismos de supervisión y control mucho más sofisticados que los vigentes”, en el entendido de que “no se trata de la simpleza de agregar un producto en un local, sino de una nueva categoría de estaciones”.

Sostiene que la decisión de permitir o no el expendio mixto de combustibles líquidos y de GLP debe incluir también una evaluación, más allá de los intereses económicos sobre la necesidad y conveniencia, dado el gran número de estaciones existentes, “su creación luce de poco beneficio para la población dado que, en adición a la proliferación de estaciones, el precio de los combustibles no está determinado por la libre competencia”.

Manifiesta que “crear una nueva modalidad de expendio en un escenario como el actual en que se incumplen normas elementales de seguridad, de construcción y medioambientales, impactaría negativamente en el incremento de los riesgos a la población”.
La decisión plantea que el proceso de “la regularización, definición de reglamentos y normas, incluyendo las de seguridad y calidad para adecuar el sector de los combustibles, es una ardua tarea que podrá conllevar algunos años de trabajos sostenidos”.

No obstante, el MICM tomó en cuenta que “bajo condiciones muy particulares, con las tecnologías y los requisitos de seguridad que se aplican actualmente en otros países, podría resultar técnicamente posible realizar el expendio de GLP y combustibles líquidos en una misma estación en la República Dominicana”.


COMENTARIOS