Migración y frontera en el discurso del Presidente

Ramón Nuñez Ramírez

El presidente Danilo Medina “puso el oído en el corazón del pueblo” y dedicó varios párrafos de su discurso de rendición de cuentas al tema de la protección de nuestras fronteras, enumerando algunas medidas, así como destacando la “doble moral” de la contratación de indocumentados por parte de empresarios de diferentes sectores y de los propios hogares.
Ya no se trata de unas pocas voces genuinamente preocupadas desde hace décadas por el tema haitiano, como el Dr. Marino Vinicio Castillo y sus hijos, sino que ya el ciudadano común manifiesta su preocupación por la presencia masiva en las calles de los haitianos, y los dominicanos que deben de convivir en los mismos barrios con los extranjeros, protestan por las costumbres extrañas, los malos hábitos de higiene de los vecinos y temen por su seguridad.
Es imposible cuantificar cuantos millones de ilegales haitianos residen en el país, deprimiendo los salarios, desplazando a los dominicanos de los puestos de trabajo, consumiendo recursos millonarios del presupuesto de salud, contaminando el medio ambiente, depredando nuestros bosques para fabricar carbón, llenando las ciudades de ghettos, como el de Bavaro, en fin creando problemas sociales y económicos al país.
Al ritmo que avanza esa inmigración masiva, si no se aplica estrictamente la Ley de Migración, a la vuelta de una década o quizás menos, más de la mitad de la población será de origen haitiano, habrá cambiado la demografía, nuestras costumbres, colapsara el sistema público de salud por la incapacidad para atender esa población, y entonces habremos perdido la oportunidad de crear un “país de clase media” como es la meta del presidente Danilo Medina, porque no es posible dar el salto al desarrollo importando pobreza y enfermedades.
Afortunadamente el tema, además del ciudadano común, representa una preocupación para los políticos y este servidor que debe entrevistar a muchos, ya aparece el tema haitiano en el discurso de una buena parte de dirigentes y no es accidental que el presidente Danilo Medina por vez primera se refirió al tema y el principal líder opositor, Luis Abinader, en su discurso reciente propuso trasladar ocho mil efectivos adicionales para proteger la frontera.
Proteger la frontera no es solo impedir la entrada masiva de haitianos que huyen de la miseria en su país, proteger la frontera es defender la nación del ingreso de drogas y armas, también de cigarrillos, bebidas alcohólicas y otros bienes cuyo contrabando perjudica a empresas dominicanas y al propio fisco.
En su discurso de rendición de cuentas, el Presidente habló de utilizar drones y cámaras, de aumentar en 900 efectivos, bien preparados, de utilizar helicópteros y todoterrenos. Importante que el primer mandatario anuncie medidas que se supone serán complementadas, pues drones y cámaras suponen uno o varios centros de monitoreo, como el sistema 911, también supone más cuarteles, mayores recursos para la tropa y la posibilidad de estos desplazarse rápidamente cuando la tecnología avise de una incursión, en cuyo caso es fundamental las vías de comunicación, especialmente reconstruir la carretera internacional.