Miguel Díaz-Canel asume presidencia de Cuba con promesa seguir la revolución

El flamante presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, junto al saliente mandatario Raúl Castro, en el acto de asunción, en La Habana

Miguel Díaz-Canel no había nacido cuando la revolución cubana triunfó, pero el jueves prometió defenderla y continuar con el sistema socialista que se instauró hace cinco décadas en la isla. En una ceremonia solemne, el ya ex presidente Raúl Castro cedió el poder al ingeniero de 57 años, cuya carrera comenzó en las provincias y transitó paso a paso hasta encumbrarse a la primera magistratura.
Junto a la defensa de los logros y las transformaciones hechas hasta ahora, aseguró Díaz-Canel, es necesario continuar con los ajustes económicos iniciados por su antecesor Raúl Castro y que entre otras cosas incluyeron una apertura incipiente a la iniciativa privada, algo impensable por décadas.
Delante de los 600 diputados a la Asamblea Nacional, el Parlamento unicameral que lo eligió y oficializó, Díaz-Canel recibió el reconocimiento de Castro, quien mantendrá una gran influencia en las decisiones al continuar como secretario del Partido Comunista Cubano (PCC), el máximo órgano de decisión en la isla.
“Díaz-Canel no es un improvisado. A lo largo de los años ha demostrado madurez, capacidad de trabajo, solidez ideológica, sensibilidad política, compromiso y fidelidad a la revolución”, manifestó Castro al cerrar la ceremonia.
Castro fue incluso más allá e informó que las expectativas son que el flamante mandatario cumpla ese cargo por dos periodos continuos y eventualmente sucederlo también a él, al frente del poderoso PCC hacia 2021 cuando se retire de ese puesto.
“Su promoción gradual a cargos superiores se aseguró con intencionalidad y previsión, no cometimos el error de acelerarla como en otros casos”, añadió el hombre que estuvo en la presidencia por 12 años.
Castro ofreció un discurso de despedida que inusualmente consumió más de una hora y media, y en el cual bromeó con los diputados e improvisó de a ratos, algo raro en su estilo de oratoria. Pero también Castro dejó en claro que su plan era permanecer como secretario partidario hasta el 2021 cumpliendo el mandato acordado durante el congreso del PCC de 2016. “A partir de entonces si la salud me lo permite, seré un soldado más del pueblo defendiendo esta revolución”, señaló Castro. En una sesión llena de simbolismos, Díaz-Canel fue elegido por 603 de los 604 diputados de la Asamblea Nacional en un momento que generó expectativas sobre qué tipos de cambios traerá.


COMENTARIOS