Miguel Vargas: Liderazgo de horca y cuchillo

¿Quién se atreve ponderar el liderazgo del ingeniero Miguel Vargas en el Partido Revolucionario Dominicano? Es más que una osadía decir que Vargas Maldonado es líder del PRD.
Veamos: Miguel Vargas Maldonado llegó a la presidencia del partido blanco, cuando aún se le podía llamar el glorioso Partido Revolucionario Dominicano.
Esa organización venía de participar en las elecciones de mayo de 2008, siendo candidato presidencial el propio Vargas Maldonado y el PRD obtuvo un honroso segundo lugar, alcanzando una votación de un 47 por ciento de los sufragios emitidos. Hoy Miguel Vargas tiene al PRD en un vergonzoso 3 por ciento en la preferencia del electorado, según las últimas encuestas publicadas.
Llega Miguel Vargas a la presidencia de la organización, con un amplio respaldo de la militancia del partido; y lo primero que hace es desconocer a esa militancia y la dirección, acudiendo en el 2009 al denominado Pacto de las Corbatas Azules con el presidente Leonel Fernández, sin consultar a su partido.
Miguel Vargas, desde el inicio de su gestión al frente del otrora poderoso PRD, manejó la entidad como una finca de su propiedad, donde se erigió en ley, batuta y constitución.
El liderazgo que ejerce el señor Vargas en el PRD, es en base al autoritarismo, al brazo poderoso del Gobierno, y a violar el derecho de sus militantes, como ocurrió en la fallida convención del 20 de julio de 2014, donde a fuerza de tiros y triquiñuelas, logró mantener una presidencia inorgánica,
Salir ahora, conque el liderazgo de Miguel Vargas se fortalece por una decisión amañada del Tribunal Constitucional es una inconsecuencia.