Ministra dice partidos maltratan mujer y piden voto militares e integración jóvenes

janet (1)

La violencia contra las mujeres también existe en los partidos políticos”, afirmó ayer la ministra de la Mujer, Janet Camilo, en las vistas públicas sobre los proyectos de Ley Partidos y Electoral, mientras otros de los 19 expositores de la jornada reclamaron la participación igualitaria de las mujeres en las boletas electorales.
Por su lado, Mario Suero, del Partido Unión Democrática, reclamó que se permita el voto de los militares y otros se quejaron de que la jerarquía política otorga gran parte de los cargos electorales sin tomar en cuenta el trabajo de los militantes y, peor aún, muchos puestos públicos, aseguró, son asignados en beneficio de esposas, hijos, familiares y “amiguitas”.
Ministra ataca PLD, PRM, PRD, PRSC. La ministra de la Mujer dijo que dominados por hombres, parece que a los partidos no les interesa la inclusión de la mujer y citó los casos de los mayoritarios partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Moderno (PRM), Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano (PRSC).
Exclusión y desigualdad. Tras destacar que los hombres no ayudan a que las mujeres lleguen, Camilo sostuvo que la exclusión y la desigualdad es lo que se impone entre hombres y mujeres.
La funcionaria significó que a los partidos no les interesa la integración de las mujeres a las posiciones de poder, pese a que “nosotras somos más de la mitad de la población”.
Señaló que la Constitución del 2010 estableció el equilibrio a razón de 60-40 del hombre respecto a la mujer, lo que respaldó, al tiempo de significar que el Tribunal Constitucional tiene que hacer valer esa disposición de la ley de leyes.
Al igual que otros expositores, dijo que al sustituir una mujer en un cargo electoral, por la razón que fuese, debe colocarse otra mujer.
Amenaza de muerte. Refirió, sin mencionar nombres, que en Santo Domingo Oeste hay una regidora cuyo marido la amenaza de muerte para que renuncie y le dé el cargo a él.
Destacó la necesidad de consolidar la democracia y el ejercicio de la ciudadanía a través del Ministerio de la Mujer mediante la garantía de la igualdad de género.
Los hombres apoyan a hombres y no lo hacen a favor de las mujeres en la asignación de los puestos electorales.
Favorece voto militares. Por su lado, Mario Suero, del Partido Unión Demócrata Cristiana, favoreció que se les permita votar a los militares, ya que la Ley Electoral se lo permite a los prisioneros.
Planteó que los partidos que obtengan el 1% de los inscritos mantengan su reconocimiento y planteó además la necesidad de ampliar los plazos para las impugnaciones en los centros de votación hasta 48 horas.
Al intervenir, Melanio Paredes, del Movimiento Más Democracia, expresó que la informalidad derrota la formalidad en la forma en que opera el sistema de partidos.
Con la juventud. Tras resaltar que la Independencia, la Restauración y la Democracia dominicanas han sido obra de la juventud, el político favoreció que se garantice la participación de los jóvenes, así como la cuota de la mujer.
Paredes significó que hay que evitar a toda costa la obra de “rapiña” que se da en los partidos, como es la violación a la cuota de la mujer.
Por su lado, la doctora Susana Gautreaux señaló que a través de las citadas leyes, el Estado debe garantizar la igualdad de todas las personas y combatir la exclusión.
Democracia interna. Destacó asimismo la necesidad de garantizar la democracia interna y la participación de todos los ciudadanos en los procesos de las organizaciones políticas.
Al agotar su turno, Raúl Hernández, de Recuperación Política y Honestidad, favoreció el voto electrónico en los procesos internos de los partidos.
Señaló que sería sumamente importante que se incorpore el delito electoral a lo interno de los partidos para que no hayan candidatos malos.
Al exponer, Flavia García, de la secretaría de la Mujer del PLD, recordó que el voto de la mujer se estableció en el 1942 y todavía la mujer enfrenta grandes problemas y dificultades, pese a que es mayoría en las matrículas de las universidades, pero aún no hay correspondencia igualitaria en términos políticos y sociales.
Pidió también la paridad 50% a 50% en las boletas electorales y otros campos, lo que consideró una deuda social e histórica.
Consideró necesario superar la cultura machista y evitar las barreras de exclusión que enfrentan las mujeres.
Por su lado, Sandra Castillo, del Consejo Renovador, dijo que “los partidos políticos, convertidos en empresas, nos dan mucho dolor de cabeza, pero los partidos son la democracia”.
Reclamó también la garantía del 50% de los cargos para las mujeres. Entretanto, Margarita Rodríguez, del Instituto Protector de la Mujer Soltera, consideró que el voto debe ser obligatorio para todos los ciudadanos, para evitar la compra y venta de los sufragios.


COMENTARIOS