Ministro de Cultura: muerte de Molina Morillo representa una pérdida insustituible para la sociedad

El ministro de Cultura, Pedro Vergés.
El ministro de Cultura, Pedro Vergés.

El ministro de Cultura, Pedro Vergés, consideró que el fallecimiento este domingo 2 de abril del periodista Rafael Molina Morillo, representa una pérdida insustituible para el periodismo y la sociedad dominicana.

El funcionario expresó que un rastreo a la hoja de vida de quien al momento de su deceso era director del periódico El Día, permite comprobar que Molina Morillo acumuló un legado que es digno de emular para las generaciones que en el presente y en el futuro se dediquen a ejercer el periodismo.

“Molina Morillo realizó un ejercicio periodístico vertical, fue un gladiador en su profesión desde la caída de la Dictadura de Rafael Leónidas Trujillo a la fecha y murió combatiendo y defendiendo sus ideales hasta que le quedaron fuerzas”, expreso.

Vergés que conoció a Molina Morillo desde la infancia, lo definió como un hombre de convicciones firmes sobre la profesión a la que, con relevante éxito dedicó toda su vida”.

El funcionario emitió sus consideraciones en un mensaje en que expresa que se une al dolor de sus familiares y de sus compañeros del periódico El Día.

Vergés sostuvo que la historia juzga al ser humano por su legado, y que Molina Morillo fue un ser útil a la sociedad en que le tocó vivir: “Nos deja valiosos aportes como un consagrado y competente periodista y como ciudadano, que supo asumir con responsabilidad sus actos y decisiones”.

A su entender, Molina Morillo trascendió las fronteras dominicanas, pues llegó a presidir de manera ejemplar la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Hay que recordarlo, dijo Vergés, como uno de los fundadores y director de la revista Ahora, como pilar en la aparición del vespertino El Nacional, luego del Listín Diario y finalmente en el diario gratuito El Día, que se ha consolidado con sus sabias orientaciones.

“Esos medios y otras iniciativas emprendidas por Molina Morillo acumulan ese aporte que hoy nos permite sentir orgullo por haber compartido con él la nacionalidad dominicana.


COMENTARIOS