Ministro de Trabajo impulsa política del primer empleo

4D_Economía_08_4,p01

Una de las metas del ministro de Trabajo, Winston Santos Ureña, es impulsar con todos los bríos la política del primer empleo en el país, con la finalidad de que miles de jóvenes se insertan en el mercado laboral.
Ya logró a través del programa de Entrenamiento para Inserción Laboral, aplicado en cinco municipios de Santiago, que dos mil jóvenes fueran contratados. El dinero para ese plan piloto provino de una agencia internacional.
El programa consiste en que el Ministerio de Trabajo les pague tres meses de trabajo en una empresa, con el compromiso de que esta, transcurrido ese tiempo, contrate el 80 por ciento de los jóvenes, pero es muy costoso.
Para este año tiene como objetivo lograr que 5,000 jóvenes se inserten en el mercado laboral y para el próximo año 10,000.
“El primer empleo, como política del Gobierno, se origina en una necesidad que existe. Se debe dar oportunidades a los jóvenes y no tiene que ver con reemplazar mano de obra adulta”, dijo en su despacho del Ministerio de Trabajo.
Precisó que el desempleo abierto ronda en el país el 6%, pero en los jóvenes alcanza al 18.9%, lo que quiere decir que por cada adulto hay tres jóvenes desempleados.
Narra que al presidente Danilo Medina le gustó el proyecto y dará recursos, debido a la importancia que tiene la incorporación de los jóvenes al mercado laboral.
El primer empleo, dijo, se conecta con la idea del empresario José Luis (Pepín) Corripio Estrada, quien ha planteado reiteradamente la necesidad de crear un proyecto de ley del primer empleo, al margen del Código de Trabajo. El ministro de Trabajo tiene planeado reunirse con Corripio, quien ha mostrado interés en que su propuesta sea ejecutada sin demora alguna.
La idea suya es que grandes empresas del país, como Grupo Corripio, Centro Cuesta Nacional y Grupo Ramos, les otorguen un porcentaje a los jóvenes cada vez que el Ministerio de Trabajo realice una feria de empleos.
El funcionario recordó que la labor de intermediación que realiza el Ministerio de Trabajo es gratuita, pero se pretende que se reserva una cuota para los jóvenes.
El primer empleo, plantea, crea sentido de pertenencia y es el mejor vehículo para alejar a los jóvenes de la delincuencia.
Resaltó que a un empresario que le paguen tres meses a sus empleados representa un gran ahorro, mientras los jóvenes aprendan un oficio que les puede abrir una nueva vida.
Recordó que el primer empleo fue aplicado en manufactura del tabaco, pero puede replicarse en cualquier sector de la economía, incluyendo el turismo. El acceso de un joven a un empleo tiene un gran impacto. Citó el ejemplo de un joven que entró al Ministerio de Trabajo, quien modificó su forma de vestir y peinar y ahora parece otra persona.


COMENTARIOS