Ministro Hacienda: país vive proceso transformación

Donald Guerrero.

El ministro de Hacienda y presidente del Comité Nacional contra el Lavado de Activos y Financiamientos del Terrorismo (CONCLAFIT), Donald Guerrero Ortiz, explicó que los legisladores son soberanos y tienen la posibilidad de hacer modificaciones al presupuesto del 2018, pero la ley establece que para aumentar cualquier partida se deben identificar las fuentes de recursos para financiar esas actividades.
De esta forma respondió el ser cuestionado en torno al proyecto de Reorganización de la Administración Pública sometido por la diputada Faride Raful, que busca disolver 57 instituciones que tienen asignaciones de fondos por aproximadamente RD$15,700 millones a pesar de que su impacto social es bajo.
Dijo que “el Estado está en un proceso de transformación de algunas instituciones; se han suprimido unas, otras se han fusionado; el INTRANT fusiona varias instituciones, eso es un proceso continuo”.
En el caso de los reclamos hechos por el Colegio Médico Dominicano, dijo que el actual Gobierno es el que más porcentaje de aumento les ha dado a los médicos. “Hay que entender que el presidente de la organización medica responde a intereses políticos partidarios y hace su trabajo en ese sentido”, expresó el ministro de Hacienda.
Transparencia. Por otro lado, consideró que la República Dominicana está en una posición muy ventajosa para lograr más transparencia en las operaciones económicas que se desarrollan.
Asimismo afirmó que el país va por buen camino en materia de lavado de activos , y dijo que la nueva Ley 155-17 contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo prevé y pone a disposición los mecanismos para evitar las operaciones que se hacen con dinero ilícito, ya sean producto del narcotráfico o de la corrupción.
Guerrero Ortiz se refirió a estos temas durante una conferencia por el Día Nacional para la Prevención de Lavado de Activos, a cargo de la conferencista Mónica Mendoza, jefa de Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en El Salvador.


COMENTARIOS