Minou cerrando puertas

Claudio Acosta

La alianza  entre el PRM y el PRSC sigue dando de que hablar  en un proceso electoral caracterizado, precisamente, por las alianzas contra natura y  el transfuguismo más desvergonzado del que se tenga memoria. Minou Tavárez Mirabal, candidata presidencial de Opción Democrática, Alianza por la Democracia y Nueva Democracia, acaba de ponerle otra banderilla al toro al declarar que con ese pacto el PRM hipotecó sus posibilidades, porque ha transformado la campaña en una discusión sobre el pasado y no sobre el futuro. “Es precisamente eso lo que estamos trabajando; el PRSC representa al pasado en la política dominicana. El PRM se entregó a eso, al debate sobre el pasado, y con ello renunció al futuro”.  Minou no es la única que piensa, como ya se sabe,  que la alianza con los reformistas le hará más mal que bien a ese partido y  su candidato Luis Abinader. Lo que algunos se preguntan es si al hacer sus pronunciamientos  tomó en cuenta que al marcar distancia con esa alianza, de la que se considera la antítesis,  no está cerrando las puertas demasiado pronto, y sin ninguna necesidad,  a una eventual alianza con el PRM y otros fuerzas opositoras representativas del “pasado” del que  abomina. Porque para “llevar a nuevas personas con nuevas conductas a la política”, como  propone, primero hay que situarse en el presente y derrotar al PLD y su formidable maquinaria electoral, y eso solo puede hacerse con votos, con muchos votos,  no tan solo con discursos bonitos y políticamente correctos. Se supone que de eso está consciente la veterana legisladora, quien conoce al PLD y a los peledeístas mejor que nadie, por lo que sorprende que  todavía no sepa  cuál es  el enemigo a vencer ni la mejor forma de lograrlo.


COMENTARIOS