Modernidad y preservación caracterizan recuperado AGN

AgN

Un marco jurídico modelo, la formación apropiada de los técnicos y la disposición de lograr una institución acorde con los tiempos constituyen los elementos esenciales que han provisto a la República Dominicana de un Archivo General de la Nación (AGN) moderno y accesible, sin perder la esencia del patrimonio que conserva.
La actual administración, a cargo del historiador Roberto Cassa, encontró el lugar en completo abandono y de a poco dio los pasos para llegar a lo que hoy exhibe: 23 millones de imágenes digitalizadas, 80 mil fotografías, 44 mil títulos en una biblioteca que se ha ido engrosando, fílmicas, audiovisuales, historia oral y otras actividades nuevas que incluyen acceso a documentos a través de la página web.
“El archivo pasó de ser una institución abandonada, dejada a su suerte, en una etapa de inercia destructiva y entró en una fase de recuperación primero, que tomó dos o tres años, y luego una fase de puro desarrollo, de desarrollo puramente archivístico, de desarrollo tecnológico en función de las propias necesidades que la archivística tiene de estar auxiliada por la tecnología informática”, expresó Cassá en entrevista concedida a HOY.
Dijo que tratan de que los investigadores encuentren las mejores condiciones para su búsqueda.
Explicó que desde el inicio ha habido la intención de que exista el acceso a la comunidad y eso ha sido esencial.
“La vocación es que haya transparencia, uso de los documentos por los ciudadanos de cualquier orientación. La documentación debe estar al acceso de la ciudadanía y eso es lo que hemos tratado de hacer, facilitar el acceso a los documentos”, señaló.
En ese sentido se refirió al acceso por vía digital que tienen los usuarios a más de 6,000 títulos de libros en un proyecto que desarrollan, y el logro de tener más de 27 mil unidades de material audiovisual.
Cassá explicó que eso requiere trabajo de organización, de descripción, además de los equipos necesarios para poder desarrollar la labor de recuperación.
Aquí también entró el proceso de formación del personal, mediante diplomados y cursos especializados. Al día de hoy se han impartido 26 diplomados en los que también participan archivistas de las demás instituciones.
Marco jurídico. Uno de los aspectos que Cassá señala como esenciales para los logros obtenidos es el marco jurídico con que cuentan y que está definido en la Ley General de Archivos de la República Dominicana No.481-08 y su reglamento de aplicación contenido en el decreto No.129-10.
“La Ley General de Archivos, ha proporcionado el marco legal adecuado para que el trabajo se pueda hacer. Ese marco legal estatuye los vínculos del archivo con el resto del Estado a través de una junta directiva que traza los lineamientos fundamentales de la institución”, explicó.
Para llegar a ese instrumento se agotó un proceso de consultas durante todo un año que incluyó múltiples sectores y colaboraciones de expertos internacionales.
“Es una ley que conjuga centralización normativa y descentralización operativa, sin esa combinación, la gestión archivística está condenada a fracasar, pero además que debe ser un instrumento de principio de la institucionalidad del país”, subrayó, tras señalar que esa Ley es el elemento crucial de lo que han logrado.
Al tema también se refirió el Coordinador de Procesos Técnicos del AGN, José Vílchez, quien expresó que la citada normativa crea el sistema nacional de archivos con jurisdicción a nivel nacional y manda a las oficinas centrales del Estado, en caso de no tener archivos históricos, a remitir sus documentos al AGN una vez vencidos los plazos establecidos a esos fines.
Un aspecto a destacar sobre la Ley General de Archivo es el hecho de que en México, que no existe marco regulatorio, se está tomando la Ley local como modelo para la que elaboran.
Sobre el aspecto de la Ley, la directora de Planificación del AGN, Marisol Mesa León, dijo que contempla todos los aspectos que debe haber en una Ley de Archivos, en lo relativo al patrimonio, la accesibilidad, el tratamiento documental, entre otros aspectos que van más allá de las concesiones teóricas, por lo que suscribió la importancia nodal atribuida por Cassá.
Planes y proyectos. En relación a los trabajos que desarrollan y tienen en proyecto, el AGN tiene por una parte la transferencia del mayor número posible de materiales que deban ir al AGN por las disposiciones legales y un plan de recuperación de patrimonio, que persigue buscar informaciones valiosas que están en municipios como en clubes, iglesias, bibliotecas privadas y otros para digitalizarlas y ponerlas a disposición del público.
En otro orden, Mesa explicó que tienen el proyecto de aprovechamiento de las fuentes documentales para estudiantes y profesores; continuar con el rescate del patrimonio fílmico, asimismo tienen un proyecto de repositorio electrónico para consevar toda esa información que se genera en ese formato y garantizar su perdurabilidad en el tiempo.
Asimismo tienen en carpeta los archivos regionales, que por asuntos presupuestarios solo tienen en funcionamiento uno en la región suroeste.