Mortalidad infantil es muy alta; neonatal supera 80%

Samuel, Josué y Jovanny. De Carolina Feliz, 13 años, menor de edad  llegó término de su embarazo de trillizos en Hospital de Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia de Santo Domingo República Dominicana. 17 de diciembre de 2013. Foto Pedro Sosa
Samuel, Josué y Jovanny. De Carolina Feliz, 13 años, menor de edad llegó término de su embarazo de trillizos en Hospital de Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia de Santo Domingo República Dominicana. 17 de diciembre de 2013. Foto Pedro Sosa

La mortalidad infantil se mantiene intacta en la República Dominicana, en seis años se registraron 16,647 defunciones de menores de cinco años de edad.
El 80% de esas muertes son en menores de 28 días de nacidos, mueren en hospitales y en numerosas ocasiones son rebotados de centros privados hacia el sector público.
De las 16,647 muertes que registra el sistema epidemiológico desde los años 2013 a lo que va del 2018, han fallecido 13,317 bebés menores de 28 días.
Las muertes neonatales constituyen junto a las muertes maternas, dos de los principales dolores de cabeza del sistema de salud.
Durante el año 2013, el sistema epidemiológico cerró con 3,318 muertes infantiles, de estas también el 80% fueron en bebés hasta los 28 días de nacidos.
Asimismo, durante el desarrollo del año 2014, el sistema epidemiológico reportó que ocurrieron 3,407 muertes infantiles, mientras que en el año 2015, el número de muertes notificado bajó un poco y se registraron 2,719 defunciones.
En lo que respecta al año 2017, el número de muertes que registró la Dirección General de Epidemiología (DIGEPI) llegó a 2,616.
En lo que va de año, el sistema ha registrado ya 1,659 defunciones, la tendencia es alta y se han registrado escándalos de muertes como el que ocurrió en una semana en el hospital Jaime Mota de Barahona, en donde fallecieron siete bebés por falta de médicos y ausencia de protocolos.
Las causas de muertes más frecuentes en población infantil son los problemas respiratorios, infecciones, asfixias, anomalías congénitas y dentro de esas anomalías están los problemas cardíacos.
Los estudios de que dispone el país establecen que existe una alta incidencia de partos prematuros, bajo peso al nacer, malformaciones congénitas, anemia severa, insuficiencia respiratoria, madres sin cuidados prenatales y embarazo en adolescentes, los cuales llevan a que los niños fallezcan en los primeros 28 días de nacidos.
Otros factores, de acuerdo a la especialista, son las condiciones de las infraestructuras de los hospitales nacionales, el deterioro de los servicios a nivel hospitalario en sentido general, alta incidencia de partos prematuros, malformaciones congénitas y nacimientos con asfixia y el embarazo en la adolescencia como otro factor de riesgo.
Los expertos dicen que mortalidad infantil tiene sus razones sobre la base de la falta de una atención primaria eficaz que es donde deben comenzar a realizarse los primeros chequeos del embarazo, para que la madre llegue referida al hospital de tercer nivel.