Movilidad del asueto laboral

Algunos legisladores están promoviendo un proyecto que eliminaría la movilidad de los días no laborables, para que se conmemoren en las fechas que correspondan. De principio, la aprobación de semejante propuesta le asestaría un revés al turismo, sector que se beneficia del flujo de turistas que se produce en los denominados fines de semana largos. Y probablemente tendría efectos negativos en la productividad de muchas empresas, sobre todo cuando los feriados interrumpan la semana laboral para reanudarla después del asueto. Quienes promueven la pieza probablemente tampoco han tomado en cuenta a los trabajadores, que disfrutan de descanso continuado cuando el asueto de cualquier conmemoración se transfiere al lunes. Las excepciones en este esquema son las conmemoraciones patrias y las festividades de carácter religioso.
Sería conveniente que los propósitos de este proyecto sean sometidos a debate en que participen todos los sectores interesados, para que las conveniencias e inconveniencias del cambio sean sopesadas y tomadas en cuenta. No es justo que una propuesta como esta, que afectaría a numerosos sectores, se maneje en el Congreso sin la participación de las partes interesadas. Tal vez sería prudente convocar a vistas públicas en las que cada parte pueda exponer sus argumentos a favor y en contra. La decisión de un asunto como este tiene que ser de carácter inclusivo.

Más rigor para la cirugía estética

La frecuencia de muertes de mujeres sometidas a cirugía estética en establecimientos de este país indica que las autoridades sanitarias están obligadas a exigir más rigor para el ejercicio de esta especialidad de tanta demanda. Hay que poner los ojos sobre cada quirófano y determinar que se respetan los protocolos tanto de la práctica quirúrgica en sí como de controles con la finalidad de disminuir los riesgos de infección. Las sociedades especializadas en esta rama de la cirugía han advertido de abundante intrusismo en la práctica.
Las autoridades deben endurecer los términos de las exigencias curriculares y de ambiente de práctica de intervenciones invasivas para reducción de grasa corporal como las de implantes. La mala cirugía estética está provocando un problema de salud pública que debe ser encarado sin concesiones.


COMENTARIOS