Muebles de rattán, más allá del exterior

2C_¡Vivir!_07_Decorando,p04

Solo se pensaba en rattán cuando hablábamos de la terraza o el jardín. Dentro de la casa apenas llegaban hasta el balcón, pues era una norma utilizarlos únicamente exteriores. En la actualidad son parte de las tendencias de moda en la decoración.
Este material que, según leí, los chinos llaman junto al mimbre: materiales “útiles y fuertes, como el carácter chino” lo que los hace moldeables y duraderos. Los encontramos en diversos tipos de muebles pues se entretejen de diversas formas junto al bambú.
Aunque normalmente se confunden, hay diferencias entre el mimbre y el rattán; el primero es más ligero y flexible mientras que el rattán es robusto y con mayor resistencia a la humedad.
Su auge empieza en los años 60 cuando engalanaba las más finas terrazas y es precisamente esa belleza de antaño lo que los ha traído de vuelta al interior de las casas.
Vemos el rattán en diversidad de estilos, pues hasta los países más fríos como el nórdico lo están utilizando para aprovechar su calidez. Su ligereza frente a los muebles en madera maciza hace de sus creaciones las favoritas para dar toques bohemios.
Son fácilmente adaptables, ya que trabajan muy bien la pintura y lucen cualquier color; últimamente son vistos en turquesa y amarillo para las versiones “happy chic” y blancos y cremas para los “vintage” y “shabby chic”. Nada tan romántico como espaldares o mesas de noche en blanco con alfombras en tonos pasteles.
Podemos rescatar esas butacas o tumbonas que tenían tiempo rodando en casa y restaurarlos para dar ese toque cálido y diferente a nuestra decoración.
Igualmente vemos las nuevas creaciones de mobiliario en estas fibras con acabados contemporáneos, colores vibrantes y hasta minimalistas.
Lámparas, mesas auxiliares y armarios son los nuevos ‘must have’ en rattán. No dejemos atrás los acentos decorativos como canastas, espejos y apliques para pared. Revisa las revistas por internet para que te inspires en ideas creativas y poder llevar esas piezas de fibras como el rattán, mimbre o bambú, a la casa.