Mueren 132 en atentados contra actos políticos Pakistán

Hospital staff treat people injured in a bomb blast, at a hospital in Quetta, Pakistan, Friday, July 13, 2018. Underscoring the security threat, two bombs exploded Friday killing many people in the latest election related violence to hit Pakistan. The first bomb that killed four people exploded in northwest Pakistan near the election rally of a senior politician from an Islamist party who is running for parliament from the northwestern town of Bannu. (AP Photo/Arshad Butt)
Hospital staff treat people injured in a bomb blast, at a hospital in Quetta, Pakistan, Friday, July 13, 2018. Underscoring the security threat, two bombs exploded Friday killing many people in the latest election related violence to hit Pakistan. The first bomb that killed four people exploded in northwest Pakistan near the election rally of a senior politician from an Islamist party who is running for parliament from the northwestern town of Bannu. (AP Photo/Arshad Butt)

La campaña electoral en Pakistán vivió ayer una jornada sangrienta con 132 muertos y alrededor de 140 heridos en dos atentados contra mítines políticos, cuando faltan menos de dos semanas para los comicios generales en el país.
El mayor de los atentados, con 128 muertos y 122 heridos, fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), en uno de los peores actos terroristas en Pakistán de los últimos años.
El atentado ocurrió cuando un atacante suicida hizo explotar las bombas que portaba durante un mitin en un mercado en el distrito de Mastung, en la provincia occidental de Baluchistán, una de las regiones paquistaníes más azotadas por el terrorismo.
El acto lo encabezaba el político Siraj Raisani, del grupo regional Partido Nacionalista Awami (ANP), que falleció en un centro hospitalario a consecuencia de las graves heridas sufridas, según dijo a Efe su hermano Lashkari. El fallecido era hermano de un antiguo jefe de Gobierno de Baluchistán, Mohammad Aslam Khan Raisani, y uno de sus hijos había muerto también en un atentado terrorista en 2011. Parte de los heridos fueron trasladados a varios hospitales en Quetta, la capital provincial, donde los servicios sanitarios activaron el “estado de emergencia” ante la masiva llegada de víctimas, declaró a Efe Muhammed Ramzan, portavoz de la Policía.
El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado suicida”. Antes, otro atentado con bomba había golpeado un acto electoral en la ciudad de Bannu, en la provincia nororiental de Khyber Pakhtunkhwa, que dejó cuatro muertos y diecinueve heridos. El objetivo del ataque era el exministro Akram Durrani.