Muertes productos inseguros podrían ser muy altas en RD

Anina del Castillo dijo que es imperativo trabajar para la inclusión de data sobre lesiones por productos

Las muertes por accidentes de consumo o uso de productos inseguros en la República Dominicana y en otros países de la región podrían ser muy altas debido a la falta de seguridad.
La advertencia la hizo ayer la directora de Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Anina del Castillo, tras señalar que en los Estados Unidos, donde tienen altos niveles de controles, fallecen 43 mil personas cada año, por lo que si se compara este dato con los países de la región, donde no hay cifras, la cantidad de personas que mueren anualmente por consumo podría ser “altísima”.
“Estamos hablando de productos que usamos en todo momento, día a día, ante todo alimentos, ropa, textiles y artículos de belleza”, precisó Del Castillo al iniciar el taller de seguridad de productos de consumo.
Dijo que en el país urge contar con infraestructura estadística que permita medir certeramente los daños a las personas por consumo o uso de productos inseguros, que constituyen uno de los mayores riesgos para la preservación de la vida y su calidad.
“Ante esta situación es imperativo trabajar para la inclusión de la data sobre lesiones por productos de consumo peligrosos e inadecuados” y concienciar a la población vulnerable para que tome las precauciones que disminuyan los accidentes de consumo”, indicó.

Expresó que aun con la falta de estadísticas sistematizadas y organizadas, datos recogidos recientemente por ProConsumidor indican que “gran parte de la ingesta de sustancias cáusticas se debe al reenvasado de productos en botellitas de agua y de refrescos, lo que los hace atractivos para los niños”.
De su lado, el ministro de Industria, Comercio y Mipymes, Nelson Toca Simó, expresó que estos eventos constituyen una responsabilidad ineludible y un compromiso que obliga a impulsar iniciativas y propuestas concretas que contribuyan, eficazmente y de forma tangible, a ir incrementando la seguridad en el consumo para resguardar la vida de la población y las futuras generaciones.
Afirmó que los Estados han entendido la necesidad de establecer órganos que regulen las relaciones de los proveedores y consumidores en el comercio, dado que regularmente los consumidores afrontan desequilibrios en cuanto a la capacidad económica, nivel educacional y poder de negociación frente a los proveedores.

Mapa de riesgo de consumo. Como República Dominicana no tiene sistematización en cuanto a los accidentes derivados de productos de consumo, Pro Consumidor analizó la data de un hospital para realizar un mapa de riesgo de consumo.
La información analizada, de acuerdo a la entidad, fue la correspondiente al año 2017, a partir de los registros de emergencias del hospital, donde se registraron 20,748 casos en el periodo analizado. Los resultados de este análisis evidencian que no se tipifica lesiones por productos inseguros y peligrosos, aunque se tipifican los accidentes de consumo, que en el periodo sumaron 377 casos, entre los que se destaca la ingesta de monedas, baterías, alfileres y piezas diversas en niños de 6 meses a 13 años de edad.