Mujeres contra la adversidad

Cierto: Importantes leyes sin equidad, y los moldes culturales y actitudes que incluyen comportamientos criminales, constituyen barreras de cada día en la marcha del ser femenino hacia el futuro y que las propias mujeres enfrentan con éxito. Además, hoy el derecho a la igualdad de géneros encuentra mayor respaldo en amplios espacios. En lo académico ellas se sitúan en primeros lugares en matriculación y excelencia lo que debería propiciarles – algo que está pendiente – un acceso más igualitario a las plazas laborales y puestos ejecutivos. Las nóminas de medios de producción y servicios se feminizan aceleradamente, sin que la mujer se distancie necesariamente de los roles de amas de casa, madres y esposas.

Contra el peso de lo negativo en la balanza gravita en el otro platillo la agenda que ya tiene asumida una parte importante de la humanidad contra las indignidades de que son víctimas las mujeres en muchas latitudes, y más aún fuera del hemisferio occidental. Hoy la sociedad dominicana reacciona con alarma a las injusticias que sufren las mujeres a través del desconocimiento de los derechos sobre su cuerpo en la procreación, la desigualdad salarial, el alto desempleo y el atroz índice de violencia ejercida desde el machismo, situando a esta nación entre las de más feminicidios en América; en adición a que las tasas de mortalidad más altas afectan a la mujer como madre y a sus criaturas.

Prueba de fuego para los soldados

La autoridades dominicanas, con la guardia fronteriza en primer lugar, se acogen a una nueva oportunidad para demostrar que podrían erigir la barrera que refrene la inmigración que desde la parte occidental de la isla pasa a llenar a espacios en campos y ciudades, gravitando en un país que quiere protegerse del flujo extranjero excesivo que conlleva riesgos y es propiciado en parte por la contratación sin medida de mano de obra foránea. De otra parte está el fracaso de los controles del Estado sobre múltiples infiltraciones; desde el contrabando que incluye narcóticos, hasta el tráfico humano con extorsiones y sobornos: Una parte de militares que usualmente aprovechan su autoridad en la línea territorial para ganar dinero facilitando ingresos. El envío de un mayor número de tropas a la vigilancia debe demostrar que es posible hacer efectiva a la frontera.