Mujeres literatas proclaman desde RD terminar la violencia

A123

El repudio a la violencia contra la mujer, a las violaciones sexuales, a los feminicidios y todas formas de agresión humana son los temas que preocupación a las catedráticas expositoras en el XXVII Congreso Anual de la Asociación Internacional de Literatura y Cultura Femenina Hispánica (AILCFH), “Rendir cuentas: historia y agencia como fabulación 2017”.
Se pronunciaron contra los asesinatos de mujeres la colombiana Alejandra Rengif, profesora de la Universidad de Michigan en Estados Unidos; la puertorriqueña Michele C. Dávila, profesora de la Universidad de Massachusetts, Estados Unidos, y la ministra de la Mujer, Janet Camilo, quien afirmó que el terrorismo más feroz que viven las mujeres hoy en el mundo es la violencia.
“Apostamos a que estas estructuras machistas, reinvindicadas desde hoy por las mujeres en la participación política y social, siga avanzando, construyendo, y sobra decir el esfuerzo de miles de mujeres, que por sus ideas, por su valentía, pero sobre todo, por su perseverancia, están decidiendo han decidido seguir forjando la historia de la democracia”, manifestó.
Cuestionó que el Poder Ejecutivo y el Congreso sea dirigido por los hombres, por lo que instó a las mujeres a empoderarse.
Animó a los hombres a sumarse, cediendo espacio a las mujeres, para que las acompañen en la participación activa y la lucha por la igualdad.
Además de la violencia hacia las mujeres, a Rengif también le afecta la situación de persecución y deportación que afecta a los inmigrantes en Estados Unidos, cuando son los que realizan los trabajos que los estadounidenses no quieren ejercer, como recoger los tomates, las fresas y otros rubros del campo, y trabajar en servicios como restaurantes.
Madre Laura en la historia. A 68 años de la muerte de María Laura de Jesús Montoya Upegui, la única colombiana canonizada y declarada santa de la Iglesia Católica por el Papa Francisco, fue presentada su extraordinaria obra en este Congreso.
La misionera dedicó su existencia a formar jóvenes dentro de la fe cristiana y católica en diferentes escuelas públicas del departamento de Antioquía.
La catedrática de la Universidad de Estocolmo, en Suecia, la doctora en filosofía María Osorio Soto, retrotrajo la vida de esta educadora, fundadora de la Congregación de las Misioneras de María Inmaculada y de Santa Catalina de Siena.
Osorio Soto, investigadora y profesora de la Universidad de Antioquía, en Colombia, expuso el tema: “Hágase mi voluntad: Laura Montoya Upegui y su labor misionera fundacional”, con la que recogió la visión de la patrona en Colombia de las personas que sufren discriminación racial y de los huérfanos.
Laura Montoya, como era conocida, declarada beata en el 2004 y elevada a santa el 12 de mayo del 2013 en la Plaza San Pedro, nació en Jericó, Antioquía, Colombia, el 26 de mayo de 1874.
Quedó huérfana a la los dos años y tuvo que vivir en un orfanato. Sufrió penurias económicas, no tenía dinero ni para comprar libros, pero superó todas las adversidades hasta convertirse en una maestra reconocida por la comunidad y la iglesia.


COMENTARIOS