Mujeres que acusan a Bill Cosby de abuso sexual finalmente tienen la oportunidad de confrontarlo

Chelan Lasha llora al volver a la corte tras un receso en el juicio.
Chelan Lasha llora al volver a la corte tras un receso en el juicio.

Pennsylvania. — Las mujeres que dicen que el comediante Bill Cosby las noqueó con alcohol y estupefacientes y abusó sexualmente de ellas hace décadas finalmente tienen la oportunidad de confrontarlo, y no piensan contenerse.

Janice Baker-Kinney volverá a testificar el jueves tras decir enfáticamente “Fui violada” en las primeras dos horas de su declaración, en el nuevo juicio de Cosby en un suburbio de Filadelfia.

Una mujer que declaró ayer calificó a Cosby como un “violador en serie”, mientras que otra apenas contuvo las lágrimas al decirle, “Usted lo recuerda, ¿no es así, señor Cosby?”.

La cargada retórica irritó a los abogados de Cosby, que pidieron infructuosamente que se declarara el juicio nulo en dos ocasiones mientras los fiscales construían su caso de que el hombre otrora venerado como el “Papá de Estados Unidos” era uno de los más grandes predadores de Hollywood mucho antes de que conoció a Andrea Constand, la principal acusadora en este nuevo juicio.

Bill Cosby.

Bill Cosby.

Una vocera de Cosby desestimó las declaraciones de las mujeres como una maniobra de distracción por parte de la fiscalía.

Y mientras Cosby llegaba a la corte el jueves, su vocero, Andrew Wyatt, las llamó el “reparto” de Constand.

“Estas mujeres demostraron que estuvieron aquí para apoyar a su hermana”, señaló.

Cuando se le preguntó cómo se encontraba Cosby, Wyatt respondió que “el señor Cosby está excelente”.

Baker-Kinney se ha mantenido impávida bajo interrogatorio. Regañó al veterano abogado de Cosby Tom Mesereau por hacer gestos despectivos cuando ella hablaba y lo amonestó al decir que éste trató de cambiar su declaración sobre el abuso.

También contrarrestó sus intentos por manchar su credibilidad al admitir libremente que experimentó con LSD y otras drogas en su juventud y que tuvo un largo problema de alcoholismo. Pero negó haber consumido drogas cuando Cosby la atacó, más que las pastillas que dice que el comediante le dio.

“Aún requiere todo la fuerza dentro de mi ser decir las palabras, ‘fui violada’“, declaró Baker-Kinney.

Ahora de mediana edad, las acusadoras contaron que entraron en la órbita de Cosby como jóvenes deslumbradas en busca de asesoría profesional, en el caso de Baker-Kinney, simplemente de un momento divertido. Todas declararon que terminaron inconscientes por las pastillas y/o alcohol que Cosby les dio, sin poder decir que no ni resistirse mientras él abusaba de ellas.

Los miembros del jurado aún oirán los testimonios de la modelo Janice Dickinson, que dice que Cosby la noqueó con una pastilla y la violó en Lake Tahoe en 1982, así como de Lise-Lotte Lublin, una aspirante a actriz que alega que Cosby abusó sexualmente de ella tras empujarla a tomar dos bebidas para relajarse en 1989.