Mujeres siguen más pobres y con menos oportunidades laborales

667

El 63.6% de los indicadores en procura de igualdad de género establecidas en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) presentan retrasos en su alcance debido a la persistencia de pobreza, falta de oportunidades laborales y otras limitantes que afectan a la mujer.
La meta prevista al 2030 para la igualdad entre hombres y mujeres planteaban como objetivos reducir la brecha de ingreso entre mujeres y hombres; la tasa de desocupación; porcentaje de mujeres en el Congreso y en los gobiernos locales.
Sin embargo, al 2016 solo un indicador mostró un avance promisorio que es el que se refiere a tener una mayor cantidad de mujeres diputadas. Mientras que el resto evidencian pocas posibilidades de alcanzarse a mediano plazo al 2020, según el estudio “Panorama evolutivo de la situación de la mujer dominicana al año 2018”, del Observatorio Político Dominicano (OPD).

Pobreza y desigualdad. Al 2017 las mujeres representaban un 38.7% de la población por debajo de la línea de pobreza moderada frente a 32% de los hombres,

“El comportamiento de esta variable refleja que esa situación no es cuestión de ahora, sino que así ha sido a lo largo de los años”, que compara los últimos tres años donde la disminución de la pobreza ha sido de dos puntos porcentuales aproximadamente por año.
Las mujeres también están en desventaja en cuanto al promedio de ingresos por hora que perciben de sus empleos, al recibir menos remuneración que los hombres. Al 2016 esa diferencia era 105.3 frente a 91.4 pesos.
Además las mujeres presentaron una tasa de inactividad al doble que los hombres con 50.9% frente a 23.9%.

“El acceso al empleo es una de las vías a través de la cuales las sociedades incrementan sus niveles de calidad de vida, por ende, estar desempleado limita las posibilidades de mejoría de las personas”.

Políticas públicas. El estudio cita entre las limitadas políticas implementadas a favor de la mujer, las acciones que dirige el Ministerio de la Mujer (MM), el cual es el máximo organismo del Estado para la generación y aplicación de las políticas públicas sobre género.

Sin embargo, las iniciativas que impulsa esta institución “se ven limitadas por los recursos económicos con que cuenta esta institución. Entre todos los ministerios este fue el segundo con menores asignaciones en el presupuesto de 2017 (RD$573.8 millones), solo precedido por el Ministerio de la Juventud (MJ)”.

El MM ejecuta varios programas entre estos se destacan los siguientes:

1. Línea de Emergencia de ayuda a la mujer.
2. Atenciones a través del Departamento de Prevención de Violencia Intrafamiliar.
3. Ayuda en casos judiciales.
4. Casas de acogida para mujeres agredidas y sus hijos.
5. Capacitaciones.

A través de estos el MM ofreció apoyo en 24,102 ocasiones en 2017.

También hay otras organizaciones públicas que impulsan programas en beneficio de la mujer como es el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la Vicepresidencia de la República.
Al 2017, alrededor de 1.8 millones de mujeres formaban parte de la población que recibe apoyo a través de los diferentes programas de transferencias condicionadas (Progresando con Solidaridad, entre otros). “El 67% del total de personas beneficiarias de estos programas es de sexo femenino”.
De acuerdo al OPD, los programas de subsidios no solo se enfocan en hacer transferencias, sino también realizan distintas actividades en pro de mejorar la condición de la mujer como son jornadas de concientización y capacitación contra la violencia intrafamiliar.
Otra entidad estatal que ejecuta políticas a favor de la mujer es la Procuraduría General de la República (PGR), a través de un programa de protección a las víctimas de violencia de género, que cuenta con 18 unidades de atención en todo el territorio. Durante 2016 recibió más de 73,000 denuncias, logrando 14,620 órdenes de alejamiento en los tribunales.

Igualmente, el Despacho de la Primera Dama (DPD) es otra institución del Estado que impulsa proyectos en pro de la mujer como operativos de salud y educación periódicamente.
¿Prioridad? El OPD destaca que el tema de igualdad de género en República Dominicana ha alcanzado un nivel de relevancia que lo sitúa entre los lineamientos que contemplan el proyecto de nación que se desea para el año 2030. De ahí se desprende el objetivo específico “2.3.1: Construir una cultura de igualdad y equidad entre hombres y mujeres”.

Cita que la END, en su artículo 24, reconoce al menos siete indicadores dirigidos a medir el avance de este objetivo, cuatro de los cuales se refieren a materia de igualdad en participación política y tres a la inserción de las mujeres en el mercado laboral.

Agrega que la END contiene al menos otros 22 indicadores que, si bien, no forman parte directamente del objetivo de Igualdad entre hombres y mujeres, conforman el eje transversal de género que contempla la ley y están repartidos entre otros. Sin embargo solo un tercio sería alcanzado.
“El informe del Mepyd revela que, de estos 22 indicadores, solo un tercio tiene previsión de ser cumplido en el apartado femenino para el 2020. Esto quiere decir, que, independientemente del avance del género masculino en los indicadores señalados, la población femenina no podrá alcanzar los valores esperados para el final de la presente década en más de la mitad de las sub-metas pautadas”, indica el OPD.
Consideraciones finales. El OPD señala que el comportamiento de algunos de los principales indicadores para medir el nivel de igualdad de género de la población dominicana demuestra el rezago que ostentan las mujeres respecto a los hombres.
“Pero esa diferencia no se debe necesariamente al interés, dedicación y competencias de las mujeres, sino a la carencia de oportunidades a las que se enfrentan muchas féminas”, expresa tras sugerir acciones para de quienes dirigen el Estado, organizaciones de la sociedad civil, así como de cada individuo.


COMENTARIOS