Nace Hoy

La diáfana y serena visión con que se aquilata lo que ha pasado por el tamiz del tiempo, permite justipreciar un rasgo permanente en el periódico Hoy, una constante en su fértil trayectoria: la dinámica de cambios que le exige su vocación vanguardista y, a la par, la inmutabilidad en sus principios, fiel al ideario enunciado al nacer un día como hoy con nuevos moldes en el estilo de hacer periodismo.

Un día como hoy, hace veintisiete años, que la magia de la memoria reconstruye. Basta mirar atrás, recorrer el tramo histórico en el que una nueva generación de hombres y mujeres que nacieron con Hoy se suman a sus lectores, a los viejos lectores que aquel 11 de agosto de 1981 acogieron con beneplácito la primera edición de este diario innovador, con identidad propia, cuidadosamente concebido y estructurado. Un  símbolo periodístico de la modernidad.

Ese martes de un candente verano, cuando sus páginas comenzaron a contar la historia del país y del mundo, el pregón mañanero trae su nombre en el coro de voces de un tropel de canillitas. Hoy, grito intenso y breve, sugerente de actualidad, un continuo presente, referente que obliga a decir antes y después de Hoy, tres letras negras en el estilizado logo.

Entre miradas de asombro, los canillitas blanden en las esquinas el flamante periódico de factura moderna y revolucionario diseño, pionero en el color y la investigación  sistemática, entre otras primicias. Su primera plana, que rompe los esquemas de la diagramación, llama la atención de los transeúntes, ojos ávidos recorren los titulares, las fotos y dibujos, los atractivos silueteados. Aprecian su grafismo, los recursos tipográficos de mayor tamaño, la combinación de columnas verticales y horizontales, inusitadamente anchas, textos e ilustraciones que incorporan el dibujo, eliminación de mayúsculas en los titulares. Diversos elementos exóticos, inusuales en el diarismo dominicano, como el close-up en el extremo superior derecho del canciller Manuel E. Tavares Espaillat, quien niega que el gobierno explote a los inmigrantes haitianos, un tema recurrente.

A voz en cuello pregonan el titular principal, junto a una foto tramada del protagonista: “La enfermedad de Balaguer”, su lesión ocular velada por el misterio, en el contexto de la soledad del líder reformista desterrado del poder en 1978, de sus doce años de férreo mando de reelección en reelección. En relieve, como si escapara de la página, el presidente del Consejo Nacional de Hombres de Empresa (CNHE), Luis Augusto Ginebra, baja las escalinatas del Palacio, donde enumera entre los logros del gobierno perredeísta la ampliación de la base del sistema democrático.

Atrae la llamativa foto a color de una estampa criolla, un coquero que sacia la sed de su clientela, luego se detienen en los titulares: “Crean tumulto al juramentar a dirigentes PR”, “Interrumpen los vuelos EU-Europa”, “La tormenta Dennis no amenaza aún RD”.  Al pie de la página, el Panorama, síntesis noticiosa donde el Presidente  Antonio Guzmán Fernández comenta la reunión con el CNHE, que distiende tensiones. Al lado, unas líneas sobre la furibunda reacción soviética al decidir Estados Unidos fabricar y almacenar armas nucleares.

Páginas interiores
Lectores abren el diario sorprendidos por el orden y la continuidad. Su estructura responde a una meticulosa organización, especializa y jerarquiza la información, distribuida en las páginas de noticias nacionales y las secciones: Económicas, Internacionales, Deportes, Provincias, Temas y Espectáculos, diseñadas por sus editores, que celosamente velan por la calidad del contenido.

Esos y otros elementos, posteriormente comunes, son grandes novedades en 1981, como la modalidad estrenada en los “pases” de las noticias de primera plana, que van a una página específica. Con enormes fotografías, caricaturas y dibujos de gran creatividad, pierden sobriedad las páginas de opinión,  donde la voz de los lectores encuentra espacio en la sección de cartas, donde en esta edición extraordinaria de 76 páginas personalidades saludan a Hoy.

El naciente periódico está dotado de recursos humanos y tecnológicos de alta calidad, contribuyendo a la excelencia la pericia del equipo ejecutivo: Virgilio Alcántara, fundador y director; Manuel Severino, jefe de Redacción, asistido por Miguel Franjul, y los editores Justo Castellanos Díaz, Max Reynoso, Agustín Martín, Carmenchu Brusiloff, Juan Guiliani Cury, César Medina y Onorio Montás.

El suplemento semanal Isla Abierta, dirigido hasta su muerte por el poeta Manuel Rueda, un manantial inagotable de cultura, como las reseñas históricas de Manuel A. Machado en Efemérides, y los viajes al pasado en la “Vuelta al Mundo”, de Eduardo Comarazamy, y “Hoy hace 40 años”, de Segundo Vásquez.

Ayer, hoy, siempre, el matutino que revolucionó la prensa dominicana se mantiene en continua innovación, ampliado, reestructurado, remozado.

Primer Editorial
Hoy  nace con un ideario, un compromiso y una aspiración,  declaración de principios a la que permanece fiel desde su fundación.

Un ideario

El periódico Hoy será pan, sal y levadura
Sus mayores esfuerzos estarán dirigidos a servir. No seremos sólo espejo que exponga las grandezas y miserias de nuestra realidad nacional. Interpretaremos el acontecer con ánimo constructivo.

Un compromiso…
No haremos un periodismo neutral. El periódico Hoy será un periódico con posiciones. No a priori ni rígidas. Tampoco tendremos tendencia. Tomaremos partido del lado de la justicia y del lado de la libertad, y contra los privilegios irritantes.

Y una aspiración
La aspiración de Hoy es convertirse en una institución que sea conciencia pública, que actúe como un auténtico vocero de la conciencia nacional.


COMENTARIOS