Nadie se salva de secuestros Haití

http://hoy.com.do/image/article/70/460x390/0/E3143E75-7B92-4081-9F57-FBCBC8B59720.jpeg

PUERTO PRINCIPE (AP).- Niños que acuden a los colegios, trabajadores extranjeros de ayuda humanitaria, peatones … nadie en Haití está inmune de ser secuestrado. Los turistas no figuran en la lista, pero sólo porque son virtualmente inexistentes.

La policía y la fuerza de 8.860 soldados de paz de la ONU han prometido restaurar la seguridad, que se evaporó tras la rebelión popular que derrocó al presidente Jean-Bertrand Aristide en febrero del 2004. Pero la toma de rehenes se ha incrementado y ante la proximidad de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 8 de enero, es una “prioridad absoluta’’ frenar la ola de secuestros, dijo Damian Onses-Cardona, portavoz de la ONU en Haití.

Durante meses, las fuerzas de paz han intentado ingresar en la barriada de Cite Soleil, donde las pandillas retienen a muchos de sus rehenes. Un soldado canadiense de la ONU murió en un ataque a tiros cerca de Cite Soleil en un presunto intento de secuestro cinco días antes de la Navidad.

En noviembre fueron reportados 30 secuestros, y sólo en la primera semana de diciembre otros 30, dijo el portavoz de la policía Frantz Lerebours. Posiblemente la cifra verdadera sea mucho mayor debido a que en general las familias prefieren negociar con los secuestradores en lugar de notificar a la policía.

Entre las víctimas recientes figuran 14 estudiantes secuestrados en el autobús escolar en el que viajaban en diciembre, y Emmanuel Cantave, un prominente líder del partido Familia Lavalas de Aristide.

Otro de los rehenes fue el misionero estadounidense Phillip Snyder, capturado en una emboscada junto a un niño haitiano que planeaba llevar a Michigan para una operación de la vista.

Todos fueron finalmente liberados después que se pagaron sus respectivos rescates.


COMENTARIOS