NAFTA: un panorama incierto

A1

(3 de 3)
A Beatriz y Alberto Cruz, amigos de cinco décadas.
En la entrega anterior, vimos las implicaciones que ha tenido NAFTA para Estados Unidos. En esta, nos enfocaremos en desarrollar las posiciones de México y Canadá.
México ha recibido un gran flujo de inversiones norteamericanas, proporcionándole una mayor recepción de capitales y una gran generación de empleos. También se ha convertido en uno de los principales países exportadores del mundo. Sin embargo, las industrias mexicanas han tenido que vivir un proceso permanente de ajuste, enfrentándolo con relativo éxito.
Además, en relación a México hay dos aspectos muy relevantes: los salarios de la industria de exportación están a un tercio de los salarios de sus contra partes en Estados Unidos y Canadá (eso tiene que cambiar) y las inversiones masivas del exterior son, virtualmente, todas norteamericanas, lo que, adicionalmente, contribuye a un gran aumento en los beneficios de esas compañías que no se incluyen en los términos de intercambios.
El PIB de México está compuesto aproximadamente en un 60% de exportaciones al bloque, lo que hace de la economía ser bastante dependiente. Asimismo, no puede controlar su participación en los mercados ni en las industrias dado que no hay restricciones a la inversión dentro de sus fronteras. México es quien tiene mayor prisa en cerrar el acuerdo en vista de sus próximas elecciones presidenciales y los cambios que podría traer una nueva dirección para la negociación del NAFTA.
Canadá también ha visto cambios a consecuencia de su participación en el NAFTA y, de igual modo, ha generado muchos empleos y crecimiento a través del aumento del comercio y las inversiones. Ha tenido acceso también a mayores oportunidades comerciales internacionales por formar parte del bloque. Incluso, cerca de un tercio de la economía canadiense depende de las exportaciones a Estados Unidos.
Canadá teme la eliminación de la cláusula 19 que trata de la creación de paneles binacionales e independientes para evitar dumping y cualquiera infracciones al contenido del tratado. Este espacio permite que los productores y exportadores puedan reclamar sus derechos en situaciones comerciales que consideren desleales o injustas.
Estados Unidos cuenta con una población de cerca de 323.1 millones, México con 127 millones y Canadá con 36 millones. Los tres países suman un total de alrededor de 486 millones de personas. De esos 486, hay cerca de 350 millones de consumidores, lo que crea un bloque con una gran demanda que facilita y reduce los costos de producción de las tres naciones y ayuda a crear exportaciones a otros países que de otra manera no existirían.
El acuerdo de Nafta ha adquirido una mayor relevancia ya que, de las primeras medidas tomadas por el presidente Trump, una fue eliminar el TPP (Tratado de Libre Comercio de los países del Nafta con una serie de las naciones del pacífico). El tratado TPP tenía como propósito fundamental además de reducir las barreras comerciales, regular la propiedad intelectual, laboral y ambiental. TPP cubría no menos del 40% de la economía del mundo. Su cese ha contribuido a fortalecer la posición económica de China, que no estaba incluida en el convenio.
En conclusión, NAFTA tiene áreas que podrían mejorarse porque es conveniente hacer una actualización después de 23 años en ejecución. Sin embargo, será necesaria una actitud abierta y una disposición de ceder hasta que sea una relación ganar-ganar para cada una de las partes. Solo así, se podrá seguir estimulando el comercio, el crecimiento y la inversión, no solo de los miembros, sino internacionalmente. Estamos convencidos de que, a pesar de cualquier limitante de tipo político o económico, inevitablemente se llegará a un acuerdo manteniendo a NAFTA. Pues pensar que algo diferente ocurra, abriría el camino para una debacle en el proceso de globalización que afectaría fuertemente el crecimiento de la economía mundial, lo que alteraría, drásticamente, la generación de empleos y abriría la posibilidad de un crecimiento en las presiones inflacionarias.

Investigadora asociada: Julissa Lluberes.


COMENTARIOS