Namphi Rodríguez plantea más jueces liberales en el TC

4A_El País_12_3,p01

El abogado constitucionalista Namphi Rodríguez considera que en la elección de los jueces de Altas Cortes debe tomarse en cuenta elementos como la honestidad intelectual, vocación de servicio, integridad personal e independencia de los aspirantes. Asimismo cree que debe escogerse más jueces constitucionales liberales.
Recuerda que la naturaleza de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y el Tribunal Constitucional (TC) son distintas, y la primera tiene como responsabilidad impartir justicia y garantizar la unidad de la jurisprudencia para la seguridad jurídica.
Señala que por tanto el desafío es la elección de jueces independientes y mayoría de carrera como establece la Constitución. “Y en ese mandato es importante que no sea de apariencia”, expresó.
Rodríguez plantea que hay un reto importante que es la evaluación de desempeño, la cual no se ha precisado en términos reglamentarios ni legales en qué consiste y queda en un ámbito de discrecionalidad muy amplio, lo que ha generado quejas de jueces que han sido objeto de retiro por una evaluación que no supieron en que consistió.
Considera que es un derecho de los jueces en ejercicio conocer cuáles son los indicadores de la evaluación de desempeño, lo que implica transparencia en la elección. Cree que en esa línea debe debe garantizarse la continuidad de los jueces que hayan tenido un desempeño honorable como Miriam Germán Brito, presidenta de la Sala Penal, quien se ha caracterizado por su independencia intelectual, valentía, calidad humana y profesional
Jueces liberales. En cuanto al TC, Rodríguez apunta que es un tribunal jurídico-político. De ahí que cree un error del opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM) plantear que sus jueces no provengan de los partidos. Plantea que lo que hay que garantizar es un equilibrio de las distintas fuerzas políticas y de pensamiento de la sociedad dominicana.
En ese tenor, Rodríguez considera que en el TC debe haber más jueces liberales para equilibrar con el peso que tiene el pensamiento tradicional que domina en esa corte y tratar temas conflictivos como el derecho al aborto, al medio ambiente.
Apuntó que en todos países los tribunales constitucionales están identificados los jueces y sus corrientes ideológicas.
“En el Tribunal Constitucional debe ser objetivo la composición equilibrada ideológicamente del tribunal que permita se expresen tanto el pensamiento liberal como el tradicional porque hay series de temas que van a ir al tribunal como los derechos de tercera generación como el de la mujer, sexual reproductivo, que exigen que sea tratados no desde un dogma religioso, sino donde se exprese un equilibrio entre el dogma y el pensamiento liberal”, manifestó Rodríguez.