Nature Power LUZ PARA EL FUTURO

Niños de la escuela San José de Joca en Pedro Santana junto a los voluntarios de Nature Power luego de instalar los paneles solares.

Contrario a lo que se pueda pensar desde la “modernidad” de la ciudad, en la República Dominicana miles de familias no tienen acceso a la red de energía eléctrica, sobre todo en las provincias fronterizas donde se concentra la mayor pobreza.
A partir de esta realidad a Laura Rojas “se le prendió el bombillo” y crea en 2017 el emprendimiento social “Nature Power Foundation”, una organización enfocada en llevar energía solar y agua con fuentes alternativas que protejan el medio ambiente a las poblaciones vulnerables.
Los primeros en beneficiarse de esta iniciativa cuya inversión ha sido de unos RD$800,000, fueron los 70 alumnos de la escuela San José de Joca en Pedro Santana, Elías Piña.
“En esa escuelita instalamos paneles solares que ofrecen más de 12 horas de energía diaria”, cuenta Laura Rojas, directora de Nature Power Foundation.
Cuenta además que lo que promueven es el desarrollo sostenible de las personas y empoderarlos para que encuentre la forma de generar recursos sin salir de sus comunidades.
“Buscamos que pudieran acceder a un servicio básico a través de energías renovables, lo que impulsa el desarrollo humano, económico y social de las comunidades a través de educación y empoderamiento, motivando el emprendimiento”.
Participación de la comunidad. El proyecto incluye el componente de educación de los lugareños sobre mantenimiento y cuidado de los paneles para garantizar la sostenibilidad de los mismos.
Actualmente Nature Power trabaja en combinación con la Fundación de Desarrollo Azua, San Juan, Elías Piña-Fundasep- que dirige el obispo de la Diócesis de San Juan, monseñor José Dolores Grullón.
Gracias a esta alianza, explica la emprendedora social, la ayuda puede llegar más focalizada y a quienes de verdad la necesitan.
Impacto. En esta organización persiguen impactar positivamente la vida de la gente desde diferentes ángulos.
Económico. Las soluciones que se ofrecen, al basarse en el aprovechamiento del sol, contribuyen en la economía de las familias. Además pueden generar recursos creando algún tipo de negocio.
“Los recursos que utilizamos para ejecutar el programa provienen de donaciones, pero además algunas personas aportan con horas de trabajo”, explica Laura.
Social. Cada proyecto impacta en la vida diaria de las personas a través de una solución eficiente que mejora su calidad de vida (desde la satisfacción de la necesidad en sí misma hasta el hecho de, por ejemplo, de ver televisión o tomar agua fría).
Sobre Laura Rojas. Joven profesional graduada en Ingeniería industrial de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (Pucmm). Ha realizado dos maestrías, en mercadeo y ventas de la Escuela de Administración de Empresas de Barcelona (EAE) y otra en Liderazgo de Servicios e Innovación por la Universidad de Rochester InstituteofTechnology (RIT).
Se especializó a nivel internacional en desarrollo comunitario y en gerencia de organizaciones sin fines de lucro en la Universidad de Georgetown, Washington DC.
Ha trabajado en organizaciones internacionales sin fines de lucro como Children International.