Nick Vujici no necesita de las piernas y brazos para ser feliz

Tener miedo es peor que no tener brazos y piernas”, dijo ayer el australiano Nick Vujici a las más de mil personas que fueron a la conferencia “Todo es Posible”, que dictara en el Palacio de los Deportes, pues pese a que nació sin extremidades es “una persona feliz, sin temor, que tiene a Dios y un propósito en la vida”. Vujicic es un orador motivacional que ha viajado por 54 países con su testimonio de vida al padecer el síndrome de tetra-amelia, un trastorno congénito en el que la persona nace sin brazos ni piernas.

Con un discurso motivador, sustentado en la fe y en la esperanza, Vujicic dejó claro que las personas no necesitan aferrarse a las cosas materiales ni al dinero para ser felices, y que la perseverancia permite alcanzar las metas por difíciles que sean. Habló sobre sus miedos y los obstáculos que enfrentó desde su niñez, adolescencia y adultez, y una de las tantas preguntas que se hizo fue ¿por qué yo?, pero el amor verdadero le ayudó a enfrentarlos y no tener miedo.

El no tener sus brazos y piernas no le impidió contraer matrimonio, tener un hijo y nadar. Confesó que a los ocho años quiso suicidarse, pues entendía que era una carga para sus padres, quienes le explicaron que Dios tenía un propósito en su vida. La conferencia, organizada por la fundación Pediátrica por un Mañana, fue en inglés y traducida, Vujicic mantuvo al público animado en todo momento.