Niveles de alerta ante amenaza de mal tiempo

3C_¡Vivir!_28_3,p01

Ahora que nos encontramos en la temporada ciclónica es conveniente aclarar un tema que causa mucha confusión entre los ciudadanos, el uso de los colores de luces de tráfico para designar los niveles de alerta ante un mal tiempo o tormentas.
Los colores verde, amarillo y rojo que regularmente se utilizan, confunden a algunos principalmente cuando se trata de alerta verde o roja. Verde no significa que todo está bien, que no hay amenaza y el rojo no significa que todo está mal, que todos debemos alarmarnos.
Las alertas son localizadas y por lo general orientadas a los organismos de respuesta y a las poblaciones que pueden ser afectadas, principalmente aquellas zonas amenazadas por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra. Si usted no se encuentra en zonas que tengan estas condiciones, solo debe estar atento a los boletines y recomendaciones de las autoridades.
Los servicios de las telefónicas tienen la capacidad de enviar alertas programadas a toda la población. Si usted recibe una de estas alertas, no entre en pánico, busque información sobre las provincias y zonas a las cuales aplica el nivel de alerta.
El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) planifica y dirige todas las acciones de coordinación y facilita la operación conjunta entre las instituciones del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Respuesta a partir de la declaratoria de alerta, ante la probable ocurrencia de un evento adverso o en ocurrencia súbita del mismo en cualquier lugar del territorio nacional, que supere las capacidades regionales, provinciales y municipales, con el fin de apoyar la preparación y respuesta para contribuir a minimizar los efectos derivados de manera eficiente y eficaz.
La declaratoria de alerta del COE se hace en base a tres protocolos: Alerta verde: Aquella que se declara cuando las expectativas de un fenómeno permiten prever la ocurrencia de un evento de carácter peligroso para la población. Puede ser parcial o total. ¡Esté atento!
Alerta amarilla: Se declara cuando la tendencia ascendente del desarrollo del evento implica situaciones inminentes de riesgo y situaciones severas de emergencia. ¡Esté preparado!
Alerta roja: Aquella que se declara cuando el fenómeno tiene una alta probabilidad de impactar una zona, presentando efectos que generan daños a las personas, los bienes, carreteras y a otras infraestructuras o al medio ambiente. ¡Esté listo!
Dentro de las acciones que por lo general debe seguir la población tenemos que las personas que viven en terreno de alta pendiente deben verificar el comportamiento del mismo para evitar ser arrastrados por un deslizamiento de tierra.
Ante la ocurrencia de aguaceros, los residentes en zonas de alto riesgo que habitan próximo a ríos, arroyos y cañadas deben de estar atentos y tomar las medidas de precaución necesarias ante posibles crecidas e inundaciones repentinas.


COMENTARIOS