No arriesgue sus ahorros

El afán de multiplicar “los chelitos” lleva a mucha gente a dejarse seducir por ofertas estrambóticas de financieras de las sombras que les prometen tasas de rentabilidad más altas que las de la banca formal. Y resulta que esos negocios no regulados han logrado acaparar por lo menos 10 mil millones de pesos de personas incautas que han terminado engañadas y frustradas. La fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, advierte sobre los peligros de poner el dinero en manos de esta gente.
El Ministerio Público ha recibido abundantes denuncias sobre engaños en perjuicio de personas que han confiado en financieras que operan fuera de la ley o en las sombras. La Justicia está investigando varios casos de irregularidades y delitos financieros cometidos por operadores de estos negocios. Esas investigaciones han permitido calcular que las financieras informales, no autorizadas ni reguladas, ajenas al sistema financiero regular, han logrado captar al menos 10 mil millones de pesos de ahorrantes.
No deje que le pinten pajaritos en el aire. Ninguna de estas financieras de las sombras le pagará por su dinero más rentabilidad que la de la banca regulada y formal. No invierta en criptomonedas, pues no están autorizadas en nuestro mercado financiero. Mucha gente que ha ido por lana al mercado informal ha terminado en la miseria.

¿Hospital para curar o enfermar?

Una simultaneidad maldita se está dando en el hospital Francisco Moscoso Puello, uno de los más concurridos del sistema de salud, rodeados de barrios de gran densidad poblacional y pobreza. La experiencia de una reportera al visitar antier ese centro de salud fue de espanto por las condiciones ambientales en ese recinto propias de un país en estado salvaje.
El proceso de remodelación y ampliación mantiene a ese centro en un ambiente polvoriento y falto de higiene, a tal grado que médicos y enfermeras están forzados a usar permanentemente mascarillas para poder respirar. Así entra en juego una dualidad maldita, porque un paciente que acude al Moscoso Puello para atender un padecimiento equis, está sometido simultáneamente al riesgo de contraer un trastorno de vías respiratorias, o quién sabe si algo peor.