Nuria Piera y Félix (Felucho) Jiménez ponen punto final a relación

Artículo Siguiente

http://hoy.com.do/image/article/64/460x390/0/470B8F32-5642-48DD-9F0C-E221E1388398.jpeg

POR REYES GUZMÁN
Definitivamente ya no existe la relación sentimental que unía a Nuria Piera y a Félix (Felucho) Jiménez. Hoy perdura la amistad y la solidaridad, no así el amor. Ambos con edades que les permite saber qué les conviene o no, qué se puede superar o lidiar, qué es favorable o no, qué tiene futuro o pesadillas, decidieron ponerle punto final a la relación.

La última vez que se les vio juntos fue el 29 de julio en el concierto del grupo Aventura en la Fortaleza Ozama, no así al día siguiente en el salón “La Fiesta” del hotel Jaragua, en la presentación organizada por la Fundación Fenton con Danny Rivera, Lucecita Benítez y Carlos Alfredo Fatule. Fue una sorpresa para los amigos y personas que sabían de la relación verlos esa noche sentados de extremo a extremo del amplio salón de entretención. “Que raro, él con unas amistades y ella sentada al lado izquierdo del salón”, fue  la expresión de un curioso.

La primera vez que Felucho  aceptó afirmar públicamente el noviazgo fue el 21 de febrero al concluir la ceremonia de entrega de los premios Casandra. Elogió las cualidades de Nuria y dijo que el tiempo determinaría la formalidad en matrimonio.

A casi dos meses de compartir y disfrutar el concierto de cierre de la agenda programada con Aventura por la Secretaría de Turismo, que  constituyó una gira exitosa por Europa y Estados Unidos, Piera y Jiménez debilitaron la fuerza del amor.

Para algunas personas la relación era un paso positivo, al creer que los dos podían balancear los estilos de vida, trabajo y forma de ser. Ella se concentra a su compañía dedicada a la producción del programa “Nuria”, uno de los de más permanencia televisiva y aporte a la investigación. Él, secretario de Turismo,  tiene miles de compromisos local e internacionalmente.

Las 24 horas del día en ocasiones les resultan cortas, aunque la atracción y la admiración, acompañada del amor, les permitía un escape para botar el estrés y alimentar la unión. Lamentablemente  hoy se da por terminada la relación.


COMENTARIOS