Nutritivas y ricas recetas antidiabetes

Una alimentación ligera es fundamental para una vida libre de diabetes, y, si ya se tiene la condición, ayuda a controlarla

El universo gastronómico es inmenso. Cuenta con diversidad de alimentos, algunos muy ligeros y saludables y otros con mayor contenido de grasas, azúcares, calorías…
Por ello, quienes tienen alguna condición médica, como la diabetes, o sabiamente deseen asumir una cultura preventiva en su forma de alimentarse, tienen la opción de elegir comidas ligeras, nutritivas y vistosas, sin sacrificar el paladar.
Existen diversas guías que ayudan a asumir una alimentación súper nutritiva y a la vez libre de grasas saturadas y componentes que contribuyan al desarrollo de diabetes o bien a aumentar el nivel de ésta.
Sobre esto se han escrito numerosos libros y, “Comer bien para vivir mejor” es uno de ellos. Escrito pensando en los diabéticos, es útil también para quienes desean prevenir la enfermedad.
¡Vivir! le presenta tres nutritivas recetas para mantener a raya la diabetes o en su defecto evitarla.

Recetas
Pescado al limón al microondas

4 filetes de merluza congelados
El zumo de 2 limones
Un chorrito de aceite de oliva
Perejil fresco picado
Sal
Preparación. Colocar en un recipiente apto para microondas los filetes de pescado. Podría ser filetes de merluza congelada, sin piel y sin espinas. Rociar el pescado con un poco de aceite de oliva y un poco de sal, y a seguida añadir el zumo de limón. Llevar al microondas a una máxima potencia durante 5 minutos, pasado ese tiempo comprobar la cocción. Una vez listo, servir en un plato y rociar con la salsa resultante, decorar con unas rodajas de limón y darle un toque de color y aroma con perejil fresco picado.

Ensalada de col y salsa de yogur

2 zanahorias medianas
Una cebolleta mediana o 2 pequeñas
Un puñado de frutos secos (avellanas, nueces, almendras…)
Para la salsa de yogur.
Un yogur griego natural sin azúcar
Una cucharadita de postre de mostaza
1 cucharadita de miel
Unas gotas de zumo de limón
Sal
Preparación. Lavar bien la col, pelar las zanahorias y lavar bien las cebolletas. Cortar la col en juliana (tiras muy finas), cortar la zanahoria y también en tiras finas y la cebolla en rodajas finas. Picar los frutos secos. Poner todos los ingredientes en un bol. Hacer la salsa de yogur, poner en un bol un yogur natural sin azúcar tipo griego, una cucharadita de mostaza, una de miel, unas gotas de zumo de limón y una pizca de sal mezclar todo bien y listo. Para finalizar, añadir la salsa de yogur al bol con la col, la zanahoria, la cebolleta y los frutos secos, y espolvorear con un poco de menta fresca o hierbabuena picada por encima, le dará un toque fresco muy rico.

Pollo al ajillo con almendras

1/2 pechuga de pollo
4 dientes de ajo
250ml de vino blanco
Unas almendritas
Tres rodajas de pan
Sal y pimienta
Aceite de oliva
Perejil fresco
Preparación. Freír el pan en aceite de oliva sin que se queme. Hacer un majado con los ajos limpios, el pan, las almendritas el perejil cortado y sal. En el aceite donde fue frito el pan, dorar el pollo luego de haberlo salpimentado, y si hay exceso de aceite, retirarlo, solo debe quedar caldeado, no graso. Cuando esté bien dorado añadir el majado del mortero, y rociarlo con 250ml de vino blanco o en su lugar medio vaso de brandy y medio de agua, y dejar evaporar el alcohol. Bajar a fuego medio y tapar la cazuela hasta que quede tierno el pollo, unos 25 minutos, aproximadamente. Cada diez minutos, dar vuelta a los trozos para que queden bien por todos los lados. Finalmente, emplatar, y listo.