Obispo La Vega llama romper cadenas corrupción, violencia

El obispo de la Diocesis de esta ciudad, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, llamó ayer a la sociedad dominicana a romper las cadenas de la corrupción, la impunidad y la complicidad, así como los males de las drogas, la  violencia intrafamiliar y  la inseguridad ciudadana que tanto dolor y sangre ha llevado a las familias. F. E. 24/09/2018
El obispo de la Diocesis de esta ciudad, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, llamó ayer a la sociedad dominicana a romper las cadenas de la corrupción, la impunidad y la complicidad, así como los males de las drogas, la violencia intrafamiliar y la inseguridad ciudadana que tanto dolor y sangre ha llevado a las familias. F. E. 24/09/2018

El obispo de la Diócesis de esta ciudad, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, llamó ayer a la sociedad dominicana a romper las cadenas de la corrupción, la impunidad y la complicidad, así como los males de las drogas, la violencia intrafamiliar y la inseguridad ciudadana que tanto dolor y sangre ha llevado a las familias.
Al pronunciar la homilía en la misa central que se realizó ayer en el Santuario Nacional de la Virgen de las Mercedes en el Santo Cerro, monseñor Rodríguez pidió a la virgen, patrona del pueblo dominicano para que interceda ante tantos males que atan a esta sociedad.

Manifestó que las personas deben aprender a perdonar a los demás, pero aclaró que el perdón no incluye la impunidad.

“Pedir perdón sí, impunidad no. La impunidad es traducido como un premio ante la violación de la ley, eso es una cadena que se debe romper”, afirmó en oficio religioso al que asistieron cientos de fieles católicos, entre los que se destacaban funcionarios del Gobierno y autoridades municipales.

Asimismo, el prelado católico llamó al pueblo vegano y a la sociedad dominicana a defender el medio ambiente y a Loma Miranda de los grandes intereses locales y extranjeros que con su explotación solo buscan el dinero.

Criticó que pretendan destruir a Loma Miranda en nombre del progreso, afirmando que con esa medida algunos poderosos dentro y fuera del país buscan aumentar el botín, comprando conciencias y con dádivas.
Dijo que las leyes sobre medio ambiente en el país dicen que protegen los recursos naturales, pero que en la práctica protegen muy poco o nada.

El obispo de La Vega se hizo eco del pronunciamiento de la Academia de Ciencias para que el Gobierno declare a Loma Miranda área protegida.
Sostuvo que la sociedad dominicana es la verdadera propietaria que tiene derecho a disfrutarla.

“Aliento a la sociedad vegana y todos los pueblos del Nordeste para continuar firme para salvar este pulmón verde de la cordillera Central”, afirmó.

Monseñor Rodríguez lamentó la cadena de suicidios que habido en el país y lo atribuyó a la pérdida del sentido de la vida de muchas personas, por alguna razón profunda de quejas y otras situaciones que los tienen acorralados.

Durante su homilía, el prelado pidió a todos rezar a la Virgen de las Mercedes, patrona del pueblo dominicano, como esperanza para romper con esas cadenas que enredan y arruinan nuestras vidas. “Ella está dispuesta a que seamos libres”, dijo.

Monseñor sostuvo que “si hay alguien que no respete a Jesús, que al menos respete las leyes del país”.